Arquitectura y Luz, la colaboración imprescindible

La Asociación Profesional de Diseñadores de Iluminación, APDI, participó activamente en la sección LIGHTEC, Soluciones de Iluminación y Alumbrado, de la feria MATELEC 2012, celebrada en Madrid entre el 23 y 26 de octubre pasados.

Con el fin de promover la intervención del diseñador de iluminación en los proyectos de arquitectura, interiorismo y urbanismo organizó dos jornadas técnicas, en las que bajo el título “Arquitectura + Luz = un tándem brillante” que dos arquitectos y dos diseñadores explicaron cómo se articula la colaboración entre ellos.

Daniel Iser y Maurici Ginés

El arquitecto Daniel Iser y el diseñador de iluminación Maurici Ginés de artec3 fueron los responsables de la primera de las dos sesiones.

Daniel Iser contó de una forma muy personal los recursos que tienen los arquitectos en cuanto a iluminación. “Los arquitectos siempre hemos diseñado de día, dijo Daniel Iser. “La tradición y la historia de la arquitectura esta ligada a la luz del día, puertas, ventanas… fundamentalmente iluminación natural. Es algo muy evidente. Y, sin embargo, no nos damos cuenta de que de noche lo que se ve desaparece con la luz del día”.

La luz es el verdadero generador de actividades

En 1878 con la aparición de las bombillas incandescentes se rompe la dependencia de las ventanas y se pasa a poder desarrollar espacios independientes de su ubicación en los que es posible producir a cualquier hora.

El objeto de la iluminación se centró de forma exclusiva en la producción, sin otros matices. Hasta el punto de que la búsqueda de los 500 lux de iluminación media se establecía como norma de productividad. “Sin embargo, 500 lux no es garantía de buena arquitectura… eso es una granja de pollos”, dijo Daniel Iser.

“¿Dónde queda la poesía, el claroscuro, el contraste? ¿Quién nos lo enseña? Ese referente no está en la escuela de arquitectura”, comentó Daniel Iser. “El Lighting Designer, por bueno que sea, depende de las premisas y las indicaciones del arquitecto. Si éste no tiene una cultura de la luz el resultado de día será interesante y adecuado y de noche… una granja de pollos”.

Durante su exposición, Daniel Iser destacó la importancia de la luz, la transparencia, el color y las sombras para definir los objetos y los espacios. Para Daniel Iser el arquitecto debe saber buscar referencias aplicables, cosas que tengan que ver con la intención que se persigue. Para él la escenografía de espectáculos es una continua fuente de inspiración de conceptos que después puedan aplicarse a la forma de entender la iluminación en arquitectura.

Maurici Ginés destacó que: “todo suma, los referentes del arquitecto y del iluminador permiten elaborar interesantes conceptos lumínicos”.

Maurici Ginés

Un diseñador de iluminación es el que sabe manejar contrastes, componer con superficies iluminadas. El contraste entre fondo, forma, colores, cambian por completo la sensación y la reacción ante el objeto y el entorno. “Además del contraste está la sombra. Esa proyección oscura que es mágica. La sombra puede ayudar a una mejor concepción del espacio y los objetos. La penumbra con su suavidad en los cambios de luz añade una capa adicional de expresividad en la aplicación de luz en la arquitectura”, explicó Maurici Ginés.

Digo Gironda y Brigit Walter

La segunda de las sesión estuvo a cargo del arquitecto Diego Gironda del estudio Rockwell Group y de la diseñadora de iluminación Birgit Walter de BMLD (architectural lighting design).

Diego Gironda

Diego Gironda explicó que cuando tiene que negociar un contrato de un cliente le indica que si no se contrata a un diseñador de iluminación puede tomar el 45% del diseño y tirarlo por la ventana. “El diseño de iluminación tiene que formar parte integral e integrada con la parte de arquitectura”.

“Nosotros no diseñamos edificios u objetos, diseñamos experiencias y en este campo la iluminación es una parte fundamental” contó Diego Gironda. “No se trata de iluminar un espacio sino de crear un ambiente en un espacio”.

“Nosotros respetamos el estilo de presentación de Birgit que es muy diferente del nuestro”, contó Diego Gironda. “De cara al cliente esto hace que vea dos trabajos de dos fuentes diferenciadas. Cuando el diseñador de luz presenta con el mismo estilo que el arquitecto el cliente puede llegar a la conclusión de que es el arquitecto el que hace también la parte de diseño”.

Brigit Walter

Birgit Walter explicó que: “El diseñador de iluminación forma parte del equipo creativo, pero quien tiene el mando es el arquitecto. Se colabora en todo momento en la parte técnica, comprobación de cumplimiento de intenciones y apoyo en la parte de obra. Aunque el arquitecto va a visitar la obra mucho más a menudo”.

“Cuando uno diseña experiencias, lo que aporta el diseño de iluminación es muy enriquecedor”, indicó Diego Gironda. “Por eso es importante contar con ello lo antes posible en el desarrollo y concepción de un proyecto”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: