Bitácora final, termina Dilux

Después de cuatro meses de trabajo egresamos con una visión renovada de la luz y la iluminación. Criticamos, observamos y compartimos experiencias que enriquecen nuestra formación como profesionales de la industria.

Ibero Diplomado

Me enfrento a la bitácora final de Dilux como una conclusión de estos meses de trabajo intenso y me doy cuenta de que ya mencioné muchas ideas en las bitácoras anteriores, hechas cada semana con ideas frescas. Ya he dicho, por ejemplo, que Dilux parece un microcosmos de la industria;  que un diplomado no es suficiente para ser diseñador de iluminación pero ayuda mucho; que soy otro por aprender a ejercitar la percepción para observar el mundo que me rodea; hablé de los profesores y sus cátedras; mencioné que para hacer un mejor workshop se necesita tener los tiempos, equipos y lugares más organizados o la magnífica experiencia de ir a eventos como Lightfair y la visita showroom de Philips.

Hay muchas ideas escritas. También hay bastantes fotos y reflexiones en las redes sociales de Dilux, Iluminet y otras personas e instituciones interesadas en el diseño de iluminación que muestran el trabajo, la convivencia y el desarrollo del diplomado. Así que es bastante lo dicho y lo visto, está escrito, se puede consultar y sin duda el balance es muy positivo.

La tarde del 31 de mayo nos reunimos para la clausura de diplomados y posterior entrega de trabajos finales en la Ibero. Más de 500 personas acompañaron a los graduados en un acto protocolario que contó con la presencia del vicerrector de la Universidad Iberoamericana, el doctor Javier Prado Galán quien dirigió un mensaje a la comunidad centrado en el valor de los derechos humanos y la preparación continua.

Finalizada la ceremonia nos dirigimos a la muestra de los proyectos instalados en la universidad, en donde los equipos mostraron sus trabajos y explicaron cada uno de sus conceptos.

arbol-ibero

Durante el recorrido, Germán Villalobos mencionó que “el evento fue la conclusión del trabajo que hicimos durante cuatro meses, donde desarrollamos la parte conceptual y de diseño. Anteriormente, los diplomados estaban enfocados a la teoría, a la parte académica y en este trabajamos hacia el desarrollo de las ideas y del concepto de iluminación”.

Para Villalobos, el estudiante que egresa de este diplomado tiene la capacidad de ” criticar la luz, entender cómo se comporta con la arquitectura, con la naturaleza y sobre todo con el ser humano”.

Estoy seguro que esto no va a quedar aquí, deberá de haber aún más, pues quienes cursamos Dilux tenemos mucho por hacer, crear, aportar, cada quien desde su trinchera sea comercial, creativa, técnica o de comunicación, como es mi caso. Ya nos estaremos encontrando y sabemos que el gremio aun es pequeño pero pujante y con gran futuro.

Somos privilegiados por tener en común esta actividad, la iluminación, que cuenta con la mezcla mágica de inspiración y tecnología que  atrapa y ya no suelta.

Disfruté mucho la experiencia y también aprendí. Muchas gracias a los profesores, compañeros, coordinadores, patrocinadores, seguidores de Iluminet  y quienes participaron en este proyecto. Gracias por compartir, hasta la próxima.

Luis Juan López Barreiro

+Fotos en Facebook

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: