¿Cómo se define la calidad de la iluminación?

Para contribuir a la optimización de la productividad y el confort en el siglo XXI, la Illuminating Engineering Society (IES) y la American Lighting Association (ALA) instan a los gobiernos a adoptar políticas energéticas que reconozcan la importancia de la aplicación adecuada de la iluminación y su impacto en el bienestar humano y en las actividades económicas. La eficiencia energética y la calidad de la iluminación deben ir de la mano en la conformación de una política energética eficaz. A continuación replicamos este texto generado por IES, IALD y ALA.

La calidad de la luz es esencial para la Calidad  de vida.

La iluminación consume el 20% de toda la energía eléctrica en los Estados Unidos. El ahorro de energía es vital pero los efectos positivos de una iluminación adecuada en la calidad de vida son igualmente importantes. Mientras que la luz es un medio básico que damos por hecho para poder ver, la iluminación es una herramienta utilizada para crear entornos visuales necesarios para que la gente viva, trabajen juegue aprenda, compre, se comunique y haga negocios. La luz es un elemento especialmente imprescindible en ése, el más personal de los espacios: nuestro hogar.

Para contribuir a la optimización de la productividad y el confort en el siglo XXI, la Illuminating Engineering Society (IES) [la Asociación Internacional de Diseñadores de Iluminación] y la American Lighting Association (ALA) [la Sociedad Americana de Iluminación] instan a los gobiernos a adoptar políticas energéticas que reconozcan la importancia de la aplicación adecuada de la iluminación y su impacto en el bienestar humano y en las actividades económicas. La eficiencia energética y la calidad de la iluminación deben ir de la mano en la conformación de una política energética eficaz.

La luz es cómo vemos. La iluminación es cómo vemos al mundo y cómo nos vemos uno al otro

La correcta aplicación de la iluminación mejora la satisfacción y el desempeño, llama la atención, influye en la interacción social, mejora el estado de ánimo y la atmósfera, embellece el espacio y la arquitectura, facilita la comunicación, promueve la seguridad y aumenta el confort visual.

La iluminación de baja calidad puede tener efectos opuestos, provocando dolores de cabeza, depresión, deslumbramiento, distracción y menor productividad.

Reconocemos la importancia y el valor de la iluminación de bajo consumo energético, y creemos que debe lograrse de manera que no comprometa la intención primaria de la iluminación: servir a las necesidades humanas en un mundo en el que casi toda la información se obtiene a través de la vista.

Luz + Visión

La iluminación existe para permitirnos ver: mayores o menores niveles de luz afectan la visibilidad de lo que vemos. Las tareas más visibles son las que desempeñamos de manera más eficiente, precisa y segura. Por esta razón, la selección de los niveles de luz es fundamental para la salud, la seguridad y el bienestar. Las políticas energéticas deben garantizar que los niveles de luz cumplan con las normas aceptadas por la IES.

Luz+ Confort

La iluminación idónea proporciona niveles suficientes de luz sin deslumbramiento, el cual puede ser un irritante e incluso poner en peligro la visión. Así como las personas mayores necesitan más luz para ver con claridad, también son más sensibles al deslumbramiento, lo cual genera importantes poroblemas para la población de la tercera edad. Las políticas energéticas deben incorporar el confort visual como un requisito par promover opciones de iluminación que logren la eficiencia sin provocar deslumbramiento.

Luz+ Modelado

La luz y la sombra son herramientas que los diseñadores de iluminación utilizan para hacer los rostros, los objetos y los espacios más visibles y atractivos. Las políticas energéticas deben asegurar una elección de la iluminación que promueva la comunicación eficaz, la actividad económica y la seguridad, mediante el uso del modelado para apreciar el volumen y la forma.

Luz+ Composición

En los espacios, los patrones de luz y la presentación del equipo de iluminación mismo transmiten información vital a las personas como la escala, a función y la orientación, al mismo tiempo que realzan los puntos de interés como las obras de arte. Los patrones de luz pueden articular la arquitectura y reforzar el estado de ánimo y la atmósfera. Las políticas energéticas deben asegurar una selección de iluminación que permita a usuarios y propietarios interactuar de manera eficaz con las personas, los espacios construidos y el vecindario.

Luz+Color

La luz blanca visible está compuesta de colores, la composición espectral de una fuente de luz, ya sea “fría”, “neutra” o “cálida” puede afectar la manera en que percibimos los colores de los rostros, los objetos y las superficies. Las políticas energéticas deben promover fuentes de luz con buena capacidad de reproducción cromática y de selección de la apariencia del color.

Luz+ Salud

La iluminación de baja calidad puede influir negativamente en la salud y el bienestar debido a la producción de deslumbramiento, fatiga visual, parpadeo, tensión e interferencia con los ritmos circadianos del cuerpo humano. También puede producir condiciones peligrosas al no iluminar correctamente áreas de riesgo, como bordes de aceras y escaleras e incluso las etiquetas de los productos de limpieza. Las políticas energéticas deben promover una iluminación que a su vez contribuya a la seguridad y el bienestar.

 

El estándar para la iluminación de calidad

Las asociaciones IES, IALD y ALA representamos a las personas que iluminan los hogares, negocios e instituciones de Esatdos Unidos. Apoyan las políticas energéticas que aseguran un acceso a una iluminación que sea:

-cómoda, con la capacidad de las personas para vivir y trabajar en espacios que ofrezcan los niveles requeridos de confort visual, intensidad de la iluminación y calidad del color.

-energéticamente eficiente, reduciendo los costos de operación y al mismo tiempo el consumo de recursos naturales y la producción de emisiones de carbono.

IES DG18-08, Light + Design: A Guide to Designing Quality Lighting for People and Buildings [Luz + Diseño: Una Guía para el Diseño de Iluminación de Calidad para Personas y Edificios]  proporciona un estándar que define la calidad iluminación. Este documento presenta los principios del diseño de iluminación de calidad en relación con el desempeño visual, la energía y la economía, a la vez que frece orientación sobre cómo estos principios se pueden aplicar para optimizar el ambiente iluminado. Los códigos y normas relacionados con la iluminación deben tener en cuenta:

-la cantidad de luz que se proporciona para los diferentes tipos de tareas y espacios, teniendo en cuenta la edad e los ocupantes.

-cómo se administra la luz para que la visibilidad sea mayor y el malestar se reduzca al mínimo

-qué color o colores se utilizan y si son adecuados para el uso propuesto

-cómo se resuelven en el espacio aspectos como el deslumbramiento, el parpadeo, las sombras molestas y otros efectos de la luz.

 

Información de:

 

 

 

 

 

 

 

2 comentarios en “¿Cómo se define la calidad de la iluminación?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: