“¿Cómo iluminar fachadas?” de la Tallera de Noriegga

El nuevo libro de "La Tallera de Noriegga"

Como iluminar fachadas

Ricardo Noriegga y su Tallera han sacado a la luz un nuevo ejemplar. Esta vez no se trata de un tomo dirigido al gremio de iluminadores, sino que busca llevar la luz a ojos distantes, a fin de crear una mayor cultura sobre la iluminación. Intitulado “¿Cómo Iluminar Fachadas?” este libro escrito en primera persona, narra la historia de un pequeño niño (por evidencias físicas “el pequeño Noriegga”) que conversa con una juguetona luciérnaga y recorren juntos aquel complejo mundo de la luz tan lleno de recovecos; con lúdicas metáforas van tejiendo cada una de las nociones centrales para entender, por lo menos en un primer acercamiento, el diseño de iluminación. El recorrido comienza por remarcar la importancia de distinguir los espacios, la actividad que se realiza en ellos y el contexto que define en general la tonalidad y color; ya sea que se trate de una casa o habitación, de un edificio antiguo o moderno, la luz será siempre aquel elemento de suspenso y vitalidad. “La iluminación, como la arquitectura, dependerá de los usuarios, lugares, tecnologías, entornos culturales, sin dejar de lado, por supuesto, espacios, clima, materiales y funciones”.

Noriegguita“Para iluminar una fachada hay que pensar en el espejo de una mujer […] el maquillaje se usa en el exterior, en el rostro de los edificios, y en el interior la luz perfuma los edificios”. La iluminación para interiores se debe interpretar en cambio como una esencia, como un aroma que “realza formas y subraya puntos de referencia, […] equilibra los espacios”. La clave de la luz, nos dice Noriega, se encuentra en la perspectiva, pues como si se tratase de la maestría de un pintor, la luz ha de colocarse en el ángulo preciso a partir de la posición del espectador. Por otro lado, las fachadas (“como las mujeres”), deben ser tratadas con su debido cuidado, pues en esta rica gama de diferencias, “los materiales poseen características cromáticas que requieren de un cierto tacto y previo estudio”, a fin de ser iluminadas.

Si la iluminación “aplana” las fachadas, simplemente no funciona; el “secreto para evitar este efecto es manejar “el ángulo desde el que se dirige el haz y la cromática”; por lo que a fin de controlar la volumetría, lo primero que se debe hacer es enfatizar los claroscuros. Es un hecho que la iluminación con mucha saturación y contra un fondo oscuro, simboliza a un artista que sale a escena y roba la entera atención del público, sin embargo, para al ojo humano, la luz hace trazos como líneas lumínicas dentro del negro lienzo; lo cual nos hace recordar que la iluminación no es sólo cuestión de “geometría sino también de gramática”, pues “ese trazo y ese recorrido dejan al ojo percibir la continuidad del elemento y advertir que éste suele continuar representando en otro más ligero, un segundo o hasta tercer cuerpo”.

cómo iluminar fachadas

Al leer “Cómo Iluminar Fachadas” en ocasiones el discurso y la sensibilidad de Noriegga adulto le gana al tono infantil del personaje, lo cual llega a afectar la intención didáctica del libro. La obra está salpicada de ideas contundentes y hasta poéticas pero, a nuestro parecer, un tanto lejanas para el público inexperto en la materia. En la segunda parte se retoma la intensión educativa y, dejando atrás el tono narrativo, entra de lleno al terreno de las especificaciones, para ello, expone algunos de los principales trabajos de Noriega Iluminadores; bajo distintos escorzos, claros ejemplos que ofrecen luz a la compleja disciplina de iluminar fachadas, por ejemplo: el Palacio de Hierro (Cd. de México, Zócalo) el cual representa un ejemplo de iluminación sobre edificios históricos; iluminación en restaurantes y en domicilios privados; “La capilla del atardecer”, un elemento arquitectónico que terminó por figurar con luz una majestuosa escultura; entre otros. El libro culmina con un didáctico “glosario de la luz” donde explica de manera ilustrativa, las categorías más importantes en este específico campo semántico de la iluminación.

“La arquitectura es el juego, correcto, magnífico de los volúmenes bajo a la luz”. Le Corbusier

Como bien declara en el prólogo David Solís, la intención de este libro es “la de predicar la cultura de la luz y de socializar su conocimiento”. Un esfuerzo que se reconoce y que concuerda con la ya conocida personalidad de Ricardo, la cual finalmente ha logrado hacer de la iluminación un elemento creativo, lúdico y artístico; un reflejo de la evidente pasión que logra irradiar, esta vez de manera escrita. ¡Candela !

presentación
Presentación del libro en el Palacio de Bellas Artes
(8 de mayo 2014)

5 comentarios en ““¿Cómo iluminar fachadas?” de la Tallera de Noriegga

  1. Pingback: Bitacoras.com
    • Joel, en la Ciudad de México el libro se encuentra en la Librería del Museo del Chopo y en la Librería Javier Cavallari de la Facultad de Arquitectura de la UNAM en Ciudad Universitaria. Dentro de dos semanas estará disponible a nivel nacional en la red de librerías EDUCAL.
      Saludos!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: