David diLaura ve al pasado para entender el futuro de la iluminación

dilauratx

En el marco de las Jornadas de Iluminación 2011 celebradas en la Ciudad de México, el equipo de Iluminet tuvo la oportunidad de platicar con el doctor David diLaura, uno de los investigadores de mayor prestigio internacional en temas de Iluminación. De su trayectoria podemos destacar que ha sido el editor responsable del Handbook o Manual de Iluminación de la IES, investigador y profesor de la carrera de Ingeniería Arquitectónica en la Universidad de Colorado, socio de la Asociación Americana por el Progreso de las Ciencias (AAAS, por sus siglas en inglés) ex director de Ingeniería en Iluminación de Acuity Brands, conferencista en infinidad de foros y espacios. A continuación te presentamos parte de esta charla.

Iluminet: ¿Qué tan importante es aprender de la historia de la iluminación para tomar los pasos siguientes y conformar una visión a largo plazo?

David diLaura: Tenemos que conocer la historia porque los diseñadores o ingenieros de iluminación modernos piensan que su trabajo no tiene ningún efecto en la sociedad, que todo lo que hacemos es poner luces y conectarlas a un switch para que se enciendan, sin meditar en las consecuencias sobre los aspectos de cultura que cambiamos, como la forma en que la gente se comporta o en la que piensa, inclusive hasta podemos estar cambiando su salud a través de la luz. Para esto tenemos que mirar al pasado, porque deja muy claro que han existido cambios dramáticos en la sociedad cada vez que la tecnología avanza en la historia.

historia
Tenemos que conocer la historia para comprender la importancia de la iluminación en nuestra sociedad

 

Iluminet: ¿Entonces, qué pasará con la revolución de los LEDs, ahora que estamos viendo un gran cambio tecnológico con la llegada de la electrónica a la iluminación?

David diLaura: Hay dos momentos en la historia que son muy parecidos a donde nos encontramos ahora. La primera vez fue cuando la iluminación eléctrica comenzó a competir con la de gas, porque ésta había sido gobernada por los ¨gaseros¨ y era un industria muy cerrada y todo lo relacionado con la gente vinculada a la electricidad era completamente extraño, era una industria diferente; los ingenieros habían ido a otras universidades, tenían diferentes  orígenes, habían aprendido otras cosas y los ¨gaseros¨ comenzaron a quejarse: “¿Qué están haciendo estos ingenieros eléctricos jugando con la iluminación? No saben de ello, saben de electricidad. Tengo un reporte de una junta de la Asociación Británica de Gas en 1890 que inclusive se hizo años después del primer sistema completo de iluminación eléctrica de Edison de 1882, en el documento decía “¿Qué están haciendo los electricistas? ellos no saben nada de iluminación, no saben nada sobre entregar un servicio a las casas o a las ciudades, no saben nada sobre lidiar con el gobierno y los monopolios…

Iluminet: ¿Ahora pasa algo similar con la electrónica y la iluminación?

David diLaura: Sí claro, estamos viendo algo muy similar. En ese documento el presidente de la Asociación Británica de Gas se quejaba de aquellos ¨forajidos y novatos de la iluminación que usaban  electricidad¨ y suena como nosotros quejándonos de “¿Quiénes son estas personas de la electrónica, qué saben de iluminación?”, es casi lo mismo, ¿cierto? Es simplemente increíble. En aquel momento la iluminación de gas casi desapareció. La industria del gas era muy grande para irse, era utilizado como combustible para el acero y otras aplicaciones, para procesar materiales en la industria química y la gente comenzó a imaginar usos diferentes, así que empezaron a experimentar con calentadores, estufas y más buscando otros mercados para su producto; una vez que se dieron cuenta que la electricidad se volvería la energía para la iluminación fueron inteligentes y se permitieron evolucionar.’

 

vela
Lo avances tecnológicos de la actualidad permitirán acercar la iluminación a África, a Nepal, a partes de Sudamérica que no pueden tener más que velas o aceite.

 

Iluminet: En este momento vivimos en una sociedad global que cuenta con telecomunicaciones, electrónica y diversos avances tecnológicos, pero en el planeta coexisten regiones en Latinoamérica, África y otras latitudes con menor desarrollo, ¿qué pueden hacer la luz y toda esta tecnología por el desarrollo social de estas partes del mundo?

David diLaura: De hecho es justo como lo que pasó con otras tecnologías, por ejemplo, cuando la parafina fue descubierta y las velas empezaron a ser hechas de manera industrial y luego por máquinas su precio bajó, entonces casi todos podían costear la iluminación. Ahora vamos a poder construir fuentes de luz que tengan un consumo de energía muy bajo y por lo tanto no necesitaremos una gran red eléctrica, con un sistema que puede basarse en un panel solar cargando una batería o un generador pequeño que pueda ser accionado por energía mecánica, que alimente la batería y haga funcionar fuentes de luz LED de bajo mantenimiento y que no necesiten ser reparadas por terceros. Ahora podemos traer la iluminación a África, a Nepal, a partes de Sudamérica que no pueden tener más que velas o aceite.

Entonces de pronto tienes una sistema de iluminación pequeño que es completamente autónomo, de bajo mantenimiento, sencillo de reparar, no tienes que ordenar partes de alrededor del mundo y ahora puedes estudiar de noche, eso cambia las escuelas, las industrias locales y la sociedad. Realmente se está haciendo una gran diferencia en un mundo en desarrollo. Y ahora, en este momento donde estamos tratando de averiguar cómo vamos a manejar esta nueva tendencia, quiénes van a ser las compañías, parece que toda la industria  está asustada, como viendo por encima de sus hombros, ¿cierto?, pero ese es el precio que vamos a pagar por el avance de esta nueva tecnología, pero el beneficio vendrá para toda la gente en el mundo que ahora tendrá luces de LEDs muy simples manejadas por un generador de electricidad local pequeño y sus vidas serán completamente diferentes; pero nuestras vidas también serán completamente diferentes porque creo que, como la transición que vimos del gas a la electricidad, lo mismo va a pasar con la industria de la iluminación.

 

social
La llegada de la ilumnación llegó para modificar las conductas sociales

 

Cuando veo la introducción de la lámpara fluorescente que fue presentada justo antes de la Segunda Guerra Mundial, entonces no era posible que hubiera mucho desarrollo comercial porque los gabinetes de metal para hacer los elementos de la lámpara no estaban disponibles, además la gente no estaba interesada, porque estaban literalmente peleando por sus vidas, pero después de la guerra el público empezó a querer lámparas fluorescentes, que eran así de grandes… y debían tener un balastro y una gran caja, esta era la oportunidad para los fabricantes que habían estado haciendo reflectores de metal, era su oportunidad de ser los fabricantes de luminarias para las nuevas fuentes, pero no querían hacer eso, no creían que la lámpara fluorescente se iba a convertir en una fuente de luz general. Hasta la misma General Electric pensó que la lámpara fluorescente iba a ser un mercado de nicho, que reemplazaría al neón; pensaron “¿Quién en su sano juicio va a comprar algo así de grande que necesita un balastro y un motor de arranque y la gran caja?”, y la respuesta fue “¡Todo el mundo!”, y todos la quería por su eficacia, porque aún para las primeras lámparas fluorescentes que eran de 40 a 50 lúmenes por watt las incandescentes era de 10.

En Estados Unidos, después de la Segunda Guerra Mundial muchas compañías que nunca habían estado en la industria de la iluminación, pero sabían de metal, entraron al mercado. En aquellos años se les llamaba “tin vendors (en inglés proveedores de estaño u hojalata)”, pero ni siquiera era estaño lo que proveían, era acero, pero la referencia era a una tecnología muy vieja un “tin smith (trabajador del estaño)” que hacía cacerolas y cosas artesanales.

Ahí fue donde Acuity Brands empezó, porque es un conglomerado que empezó con Lithonia Lighting porque cuando vas a Estados Unidos, al estado de Georgia, no dicen Lithonia, dicen “Lathonia” con acento sureño porque esta compañía empezó en Lathonia, Georgia, justo fuera de Atlanta. Toda la tecnología y los fabricantes de las lámparas incandescentes se fueron al noroeste, Boston, Chicago, Detroit, Nueva York, Pennsylvania porque era ahí donde estaba todo, pero las cosas nuevas tenían que ser hechas en otras partes; se necesitaba tener mucha gente y espacio, entonces se fueron al sur porque era barato, contrataban gente para trabajar por menos dinero y así surgieron nuevas compañías, ¿suena conocido?

Si revisamos el primer manual de iluminación de la IES publicado en 1947 la lista de fabricantes de ese entonces se había renovado completamente solo dos años después del fin de la Segunda Guerra Mundial. Muchos fabricantes que iniciaron entre 1900 y 1910 que habían estado vendiendo reflectores de luz incandescente y equipo para sostener sockets, switches, etc. luego de la gran guerra desaparecieron, esto fue por la lámpara fluorescente y creo que esto mismo va a pasar con los LEDs. Ahora, por ejemplo OSRAM Sylvania, una compañía que siempre había decidido no estar en el negocio de las luminarias, y que únicamente vendía lámparas, acaba de anunciar que van a hacerlo y ahora será un competidor de sus propios distribuidores, o Philips que desde hace algunos años ha estado adquiriendo pequeñas compañías y debe cuidar el no crecer demasiado para poder moverse rápido y  mantener su liderazgo e innovación.

 

Lightfair
…Cuando vas a Lightfair y ves todos estos stands pequeños con muy buenas ideas, con gente muy inteligente te sorprendes.

 

Cuando vas a Lightfair y ves todos estos stands pequeños con muy buenas ideas, con gente muy inteligente te sorprendes. Ahora puedes entrar en la industria de la iluminación y no tienes que tener un proveedor de lámparas, no tienes que pagar mucho dinero por ellas, no hay muchas empresas que hacen lámparas porque son caras, la tecnología de baja presión, el vidrio, la metalurgia, química, todas estas cosas que necesitabas para hacer una lámpara de aditivos metálico… es muy complicado, y ahora nada más es un transistor, que por cierto lo han estado haciendo desde 1948. Solo porque una compañía de iluminación ha estado en el mercado por 50 años no quiere decir casi nada.

Iluminet: ¿Entonces las empresas actuales están preparadas para adaptarse al cambio?

David diLaura: Sin duda alguna, porque la tecnología está cambiando muy rápido. Cada mes cambia. La gente que puede responder a esos cambios y aún dar algo al público que sea atractivo y a costo competitivo va a ganar. Creo que las cosas van a cambiar tremendamente, va a haber nuevas compañías que crecerán y van a ser muy importantes, habrá mucho dinero en juego y habrá compañías viejas que simplemente van a desaparecer.  Por ejemplo ahora el vidrio es innecesario porque si no ves un futuro a largo plazo para los aditivos metálicos, entonces no hay futuro para el vidrio, y no lo necesitas para los LEDs, eso no tiene ningún sentido, nadie va a pagar por ello. Compañías que han sido iconos van a ser arrasadas, estoy seguro.

david Di Laura

Durante su conferencia en las Jornadas de Iluminación, el doctor diLaura hizo una muy interesante presentación sobre la historia de la iluminación, la que enfocó hacia el impacto social de esta industria como elemento fundamental en el desarrollo de la economía, la ciencia, la tecnología y las artes en el mundo entero. Con su inigualable didáctica nos llevó desde el uso del fuego, pasando por las velas, la iluminación por gas, hasta llegar a las tecnologías actuales. Iluminet estará presentando próximamente el contenido de esta interesante conferencia, que consideramos un documento de gran valor.

3 comentarios en “David diLaura ve al pasado para entender el futuro de la iluminación

  1. Pingback: Artefactos Iluminacion | Artefactos Iluminación
  2. Pingback: David diLaura ve al pasado para entender el futuro de la iluminación - VPLed – Blog

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: