El reto Tori Tori

Tori Tori 2Iluminet agradece a Kai Diederichsen su interés por compartir sus conceptos a través de este texto con nuestros lectores.

El nuevo restaurante Tori Tori en la calle de Temístocles 61 en Polanco (en la Ciudad de México) se suma a los otros dos del grupo pero con una imagen mucho más contemporánea y única. Fue un reto importante para el despacho. Nos entusiasmó mucho el integrarnos a un equipo de creativos tan reconocidos como Rojkind Arquitectos y Esrawe Estudio para poder iluminar un proyecto tan importante y con tanto impacto como lo es Tori Tori.

El proyecto es una caja conformada por dos pieles que son tejidos sutiles, como vegetación que parece emerger del piso. No se tocan entre si e incluso tienen un dibujo distinto entre si. Quisimos enfatizar la separación de estas dos pieles mediante luz que acaricia dramáticamente el vacío intermedio y que contrasta con la temperatura de color del interior del restaurante.

Inicialmente la propuesta era con luz fría para la piel exterior pero al final nos decidimos por luz azul, que por estar en el extremo de la radiación de luz visible contrasta aún más con la luz cálida del interior. El resultado es impresionante con un efecto visual muy interesante. Utilizamos barras de LEDs lineales con óptica ovalada integrados en un cajillo diseñado ex profeso para este proyecto, con una rejilla metálica que matiza el deslumbramiento a los comensales que están sentados cerca de la fachada.

A través de una apertura franca en el costado del espacio se puede ingresar al vestíbulo que reparte hacia los distintos espacios. Una lámpara decorativa de color dorado que combina muy bien con el entorno negro de muros pisos y plafones, indica la zona de espera. Nos gusta explorar con la modulación y calidez que le dan a la luz los materiales, como los metales dorados, y lo intentamos aprovechar en algunas zonas del restaurante. La luz acaricia los muros sutilmente y la colocamos dentro de una ranura lateral que matiza la intensidad de los LED mediante una rejilla metálica. Al fondo el espacio remata con la cava de vinos que tienen la luz integrada para quedar como una gran vitrina luminosa. Contuvimos la luz sobre la escalera que se apodera sutilmente como una escultura que conecta ambos niveles.

El espacio donde está la barra del sushi está forrado por materiales oscuros que absorben la luz. Por lo tanto no iluminamos el espacio sino que nos enfocamos que la luz enfatizara la barra tanto de degustación como de preparación. Las luminarias se integraron dentro de un canal que disminuyera el brillo y la presencia visual de la fuente de luz. El enfoque está puesto en la comida y su preparación se dejó que el espacio sea neutro para no distraer la atención.

Los espacios para los comensales están distribuidos en los dos niveles. En la planta baja el plafón es blanco. Combinamos la luz ambiental difusa proveniente de un cajillo perimetral con cinta de xenón atenuable con la luz puntual de los downlight que están acomodados aleatoriamente para evitar tener una relación con las mesas que se mueven cotidianamente. Para la selección de las luminarias quisimos que fueran sin marco (trimless), con un reflector de baja luminancia y un cristal difusor interior que matizara la luz. Con eso evitamos los brillos en la fuente de luz y logramos integrar las luminarias sutilmente en la arquitectura. En el libro ‘El Elogio de la Sombra’, Yunichiro Tanizaki habla de la relación que tiene la cultura japonesa con la luz, lo cual nos ayudó para la base conceptual del proyecto.

En la planta alta el salón de té es un espacio distinto, donde la experiencia degustativa también lo es. Las mesas están remetidas al estilo de comedor japonés, con mucho espacio entre sí y contenidas dentro de una caja de madera que remata con un gran muro verde iluminado por luz natural. La luz la concentramos sobre las mesas y debajo de ellas para crear aun mayor intimidad. Lo único del espacio que está iluminado adicionalmente es el gran muro verde para que esa luz modulada refleje hacia el espacio. El jardín y las terrazas están iluminadas más sutilmente desde los árboles con lámparas que asemejan a la luz de la luna, y de piso para bañar los muros verdes que contienen las terrazas.

La experiencia lumínica la dividimos en dos temas principales: la luz y la Arquitectura, que se logra apreciar en las fotografías, donde intentamos destacar los elementos y la lectura arquitectural, y la luz y la comida, seleccionando fuentes de luz cálidas con excelente reproducción cromática y viveza.

Pensamos que se logró el reto y la experiencia fue realmente gratificante.

Nombre del Proyecto: Tori Tori
Arquitectura: rojkind arquitectos y Esrawe Studio
Fotografía: Paúl Rivera
Ubicación: Temístocles 61, Polanco, México DF
Proyecto de Iluminación: Luz en Arquitectura SC. / Arquitectos: Kai Diederichsen y Jessica Rodríguez
Colaborador: Arquitecto Andrus Marín
Año de Realización: 2010 a 2011

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

1 comentario en “El reto Tori Tori

  1. Bien Kai !!! Felicidades…
    Esrawe & Rojkind …..poderosa dupla…
    Inspiración en Junichiro Tanizaki / In’ein Raisan….buenos augurios,
    Ahora a probar el sake

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: