El telón del lujo en Querétaro

La fachada del nuevo Palacio de Hierro parece abrirse, como una cortina de finos detalles de luz, a quienes gustan del lujo de las grandes marcas 

PH-queretaro-philips

Por Oscar Virgen /ILUMINET

La ciudad de Querétaro, México, es una de las urbes con mayor crecimiento y desarrollo. Llegar y ver cómo nuevos edificios y plazas rompen con aquel horizonte campirano de hace algunos ayeres sorprende, pero al mismo tiempo da gusto que las empresas miren hacia las “otras capitales” del país como alternativa para la inversión. Y obviamente a mayor inversión, mayor desarrollo, y mayor poder de adquisición. Es entonces cuando llegan los grandes centros comerciales y con ellos las tiendas que venden estilo de vida, las de las grandes marcas.

En días pasados, Querétaro fue testigo de la inauguración de la que probablemente sea una de las tiendas de lujo con mayor tradición en México: El Palacio de Hierro, muy cerca de Juriquilla, zona residencial al norte de aquella ciudad, en las instalaciones de Plaza Antea.

interiores-ph-philips

Con una inversión de más de 1,000 millones de pesos para su construcción y puesta en marcha, la tienda se planta en la tierra de “La Corregidora” para ofrecer el estilo y el glamour a aquellos que gustan de los productos de las marcas de élite.

Una alfombra amarilla guiaba a los invitados hacia una de las entradas del Palacio que parecía levantarse elegante y sobrio ante la mirada de los asistentes. Ahí esperaban, como en los clásicos cortes de listón, las personalidades, políticos, y directivos de la empresa.

Luego de la inauguración, los invitados pudieron recorrer los interiores de la tienda, que hay que decirlo, lucen fenomenales. Pero en este articulo nos centraremos en los aspectos técnicos y conceptuales de la fachada principal, que como el telón de un teatro, parece develar los secretos de la escena del shopping.

Diseñada por Javier Sordo Madaleno, la fachada del Palacio consta de cuatro caras vestidas por una piel de láminas de Alucobond instaladas de forma asimétrica, en donde se instalaron 4 kilómetros del eW-Flex SLX de Philips Color Kinetics, y con el que se alcanzó un ahorro energético extra de lo que se había proyectado.

Con el concepto de Noriegga Iluminadores Arquitectónicos Mexicanos, a través de Ricardo Noriegga y Santiago Bautista, se logró un trabajo que combina temperaturas de color con una programación dinámica que hará de la fachada todo un espectáculo visual.

fachada-palacio-philips

Al entender las necesidades de los diseñadores, Philips identificó un luminario especial que respondiera a lo complejo del proyecto. A decir del IngRicardo Riva Palacio, representante de Philips Color Kinetics México, “la opción era buscar un luminario que permitiera un control por nodos y no de luminario por luminario, porque generaría una iluminación ‘por bloques’; sin embargo, el eW-Flex SLX nos permitió un control óptimo y obviamente una programación más fina. Los 38 mil nodos de toda la fachada están separados a 10 cm entre sí, y se controlan uno a uno”.

La fachada está envuelta por 12 alerones de tres medidas distintas, y están dispuestas de forma irregular, lo que significó también un reto para la instalación. “Nos tuvimos que ajustar a lo complejo, hay lugares tan pequeños en los que solo cabría un niño pequeño, pero gracias al profesionalismo del equipo se logró el objetivo”, menciona el ing. Riva Palacio.

Además del suministro de equipos, el trabajo de Philips consistió en apoyar en las pruebas de iluminación para definir la separación ideal de los nodos con respecto a la fachada, además de precisar el enfoque de cada uno de los equipos.

Para la iluminación de la fachada se buscó una óptica que satisficiera las necesidades de la piel exterior. “Un luminario que tuviera una salida lumínica muy concentrada generaría brillos excesivos en la parte superior y mataría el efecto buscado. Por lo anterior seleccionamos una óptica un poco más abierta para generar los efectos y el contraste ideados por los diseñadores de iluminación,” mencionó el representante de Color Kinetics en México.

Los nodos se encuentran intercalados entre sí, es decir, uno cálido (2700K) y uno frío (4200K). Habrá movimientos en la programación que permitirán ver en un momento toda la fachada en tonos cálidos, seguida de un tono más frío. Este es el concepto en la programación, los contrastes entre temperaturas.

fachada-palacio-philips-2

Trabajar contra reloj

Mientras en otros países, como Rusia, tardaron más de dos meses en instalar 80 mil puntos de luz para un proyecto, Philips instaló los 38 mil puntos de luz en solamente dos semanas gracias al equipo de “llave en mano” de Philips. “fue un apoyo en conjunto con los contratistas para poder lograr este objetivo en un tiempo récord”, declaró Riva.

“Teníamos la apertura de la tienda en una fecha que no se podía postergar”, comenta Ricardo Riva respecto a los tiempos de término del proyecto. Incluso -confiesa- se tuvieron que salir un poco del protocolo de la empresa para suministrar, instalar, y programar en tiempo. La venta se hizo a través de un distribuidor, aunque el material volaba directo de la aduana a Querétaro.

La fachada del nuevo Palacio de Hierro se convirtió en un monumento con una compleja integración de equipos garantizados por cinco años. “Gracias al buen desempeño que tuvimos en esta ocasión, participaremos en futuros proyectos con El Palacio de Hierro” finaliza Ricardo Riva Palacio.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: