En México, 18% de la energía eléctrica se destina a iluminación

De acuerdo a un comunicado de la Secretaría de Energía (Sener), entre 1997 y 2007 el consumo de electricidad para iluminación en México creció a un ritmo del 3.9% anual, y al cierre del 2009 dicho consumo representó el 18% del total de la energía eléctrica consumida en el país, a través de un parque estimado en 290 millones de lámparas (tubos fluorescentes, focos incandescentes y lámparas fluorescentes compactas).

El mismo informe señala que aunque el consumo de electricidad para iluminación se ha tenido incrementado de manera importante en los 12 últimos años, se considera que aún existe potencial de crecimiento adicional, ya que el consumo de electricidad per cápita en México es aún menor que el de países desarrollados como el Reino Unido.

El diagnóstico lo arroja el estudio realizado por el Programa Nacional para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía (Pronase) sobre las mejores prácticas y tecnologías disponibles a nivel internacional en materia de iluminación, así como las acciones para promover el uso eficiente de la energía; el objetivo del plan es identificar oportunidades para lograr el óptimo aprovechamiento de la energía y generar ahorros sustanciales para el país en el mediano y largo plazo.

Para lograr el objetivo señalado se identificaron diversas líneas de acción en el área de iluminación, entre las que destacan: publicar una norma de consumo de energía para iluminación; promocionar el uso de focos de alta eficiencia; acelerar la implementación de iluminación eficiente en alumbrado público; acelerar la implementación de iluminación eficiente en la Administración Pública Federal; y apoyar a grupos marginados en la adquisición de focos eficientes.

Pronase pertenece la Campaña Nacional Luz Sustentable, la cual ya te habíamos presentado en Iluminet, y que se puso en marcha el 11 de diciembre pasado en los estados de Puebla, Veracruz, Chiapas, Michoacán y Jalisco, al entregarse gratuitamente un millón 150 mil focos ahorradores a familias de escasos recursos.

El ahorro estimado en el consumo de electricidad durante la primera etapa del proyecto será mayor a 47 megawatts/hora al año y se contribuirá también a reducir emisiones de gases de efecto invernadero por más de 24 mil toneladas de bióxido de carbono equivalente al año.

En conjunto, el impacto en ahorro de energía estimado en todas las líneas de acción de iluminación planteadas en el Pronase, acumulado al 2012, es de 19.2 Tearawatts hora (TWh), mientras que el acumulado al 2030 es de 520 TWh; en 2030 se espera que las líneas de acción reduzcan la demanda de energía en hasta 52%.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: