Energías renovables, secundarias para la producción energética mexicana

Las reservas de petróleo se agotarán en menos de 10 años pero México es el tercer país con potencial solar del mundo.

2013_11_14_PCv8t59023kSwIWMmvKiC6Por Almudena Barragán

Tras la aprobación de la reforma energética en México  -centrada en la explotación de los combustibles fósiles principalmente-, el país se enfrenta a un reto aún mayor de producción de riqueza y energía en los próximos años. Si bien es cierto que la actual reforma propone un modelo de producción petrolera mayor que aumentará la cantidad de energía que produzca el país, también es muy posible que el ritmo de extracción acabe con las reservas petrolíferas mexicanas antes de lo esperado. México cuenta con un total aproximado de 14,000 millones de barriles de petróleo en su reserva según el último dato de 2013 del Anuario Estadístico de Pemex. Dichas reservas está calculado que durarían los próximos 10 años con la actual tasa de extracción y reposición. La entrada de la inversión extranjera provocará el aumento de las extracciones y es muy probable, que las reservas de petróleo mexicano se acaben antes de  10 años como señala Sergio Saldaña doctor en Economía por la Universidad de Viena e investigador del Conacyt.

Organizaciones ecologistas, asociaciones científicas y grupos ciudadanos preocupados con el medio ambiente, esperaban que la reforma energética fuera el cauce por el que discurriera la transformación energética de México. Para la organización ecologista Greenpeace, la reforma energética ha dado claramente la espalda a las energías renovables en pro de la explotación de combustibles que lo que van a provocar es un aumento del riesgo de contaminación en el país.

Se espera que para septiembre de 2014 el gobierno de Peña Nieto apruebe un “paquete verde” de medidas accesorias que completarán las leyes de la reforma energética. Claramente estas medidas sólo servirán como embellecedor de una legislación que no busca que las energías renovables se conviertan en el principal generador de electricidad del país.

Un estudio  reciente publicado por Bloomberg New Energy Finance encontró que los abundantes recursos para la producción de energía eólica, solar, geotérmica e hidroeléctrica, combinados con crecientes requerimientos de generación eléctrica moderna y más económica (petróleo y gas), son los motores detrás del crecimiento en inversiones de energía limpia en México y los principales seis países de América Central.

Según el estudio,  las inversiones en energía limpia en México sumaron 1,300 millones de dólares (USD) en el primer semestre del 2014. Si  la actividad sigue a éste paso, 2014 será un año récord, sobrepasando la marca de USD 2,400 millones en el 2010. Sin embargo, esta inversión estará lejos de llegar a ser un modelo en el impulso de las energías renovables en México, ya que dentro de ellas el gobierno y los analistas internacionales incluyen tanto la energía hidroeléctrica como la nuclear, ambas con un mayor impacto y repercusión en el medio ambiente y la sociedad.

Sudafrica-apuesta-por-las-energias-renovablesDe acuerdo con el subsecretario de Planeación y Transición Energética, Leonardo Beltrán, la inversión en renovables para el país en lo que resta de esta administración podría alcanzar hasta 40,000 millones de dólares por parte del gobierno y la inversión privada aunque no especificó si dentro de esta inversión se incluían también la energía hidroeléctrica y la nuclear.

El gobierno mexicano se comprometió a través de la nueva Ley para el Aprovechamiento de las Energías Renovables y el Financiamiento para una Transición Energética (LAERFTE) a alcanzar el 35% de la producción de energía eléctrica a través de fuentes de energía limpia para el año 2024.

Si excluimos de las cifras oficiales -que sitúan al país en una producción de electricidad por energías limpias del 16%- a las grandes hidroeléctricas, México no llega a la producción de más del 5% de la electricidad total del país a través de las energías renovables (solar, eólica, geotérmica y biomasa) lo que evidencia un retraso comparado con otros países y más aún cuando el país azteca es rico en sol, agua, viento, energía de la tierra y de las mareas.

Precisamente son numerosas las voces científicas que consideran desaprovechados los recursos inagotables del país. A pesar de la ventajosa posición en la denominada “franja solar”, una zona que recibe la mayor cantidad de energía solar del planeta, México está rezagado en el aprovechamiento de energía solar para producir electricidad como indican un grupo de investigadores del Instituto de Física de la UNAM. Quienes  aseguran que la energía solar podría ser una pieza clave en la transición energética que se avecina.

Julia Tagüeña Parga, directora adjunta de Desarrollo Científico del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) considera que es necesario diversificar y apoyar las energías renovables. Para ello la Secretaría de Energía y el Conacyt crearon en febrero pasado tres Centros Mexicanos de Innovación en Energías Renovables (CEMIEs) que buscan avanzar en estudios sobre energía geotérmica, solar y eólica con una inversión aproximada de 626 millones de pesos.

hidroelctrica-la-yesca
Presa hidroeléctrica La Yesca, Nayarit

El problema está en la falta de vinculación de la industria con la comunidad científica. Para un grupo de científicos de la UNAM entrevistados por el diario El Universal el problema es que la industria no escucha a la ciencia: “Aunque llevamos un buen rato a nivel de país trabajando con celdas solares, en el mercado uno no encuentra celdas de manufactura mexicana. En ese aspecto estamos rezagados”, dice Dwight Roberto Acosta Najarro, investigador del Instituto de Física que ha trabajado con materiales que componen las celdas solares.

A continuación se muestran las energías limpias con más presencia en el país:

Energía hidroeléctrica

Alrededor del 21% de la electricidad total del país proviene de recursos hidroeléctricos. La Presa Chicoasén en Chiapas es la cuarta planta de energía hidroeléctrica más productiva del mundo con 2,400 MW.

El país tiene un importante potencial de minihidroeléctricas (3,200MW) entre los estados de Chiapas, Veracruz, Puebla y Tabasco.

Energía eólica

Uno de los parques eólicos más importantes es el Parque Eólico La Venta y Guerrero Negro, con una capacidad combinada de 86 MW. El potencial eólico en Oaxaca ronda los 33.200 MWe. Otros estados con gran capacidad eólica son Baja California, Hidalgo Zacatecas.

Según Grupo Eólico México la capacidad actual instalada es cercana a los 2 GW, aunque se espera tener una capacidad instalada de 11 hasta 20 GW. Se calcula tener un inversión hasta 2015 de 791 millones de dólares.

Energía Solar

México es el tercer país con mayor potencial solar en el mundo. Se calcula que su potencial bruto es de 5 kWh/m2 al día, lo que corresponde 50 veces a la generación eléctrica del país. En 2012 se instalaron paneles solares equivalente a la producción de 52.7 MW.

radsolmax
México recibe en promedio 7 kilowatts por hora por metro cuadrado. Esto lo convierte en uno de los países que recibe más luz solar.

Energía geotérmica

Debido a su naturaleza volcánica, México tiene un gran potencial de energía geotérmica. También ocupa el tercer puesto en la escala mundial. Existen cuatro campos geotérmicos en el país: Cerro Prieto, Los Azufres, Los Humeros y Las Tres Vírgenes. El potencial estimado es de 217 MW para los campos más activos y 1,5000 MW para los que aún están en proceso.

Energía de la biomasa

Solamente utilizando los residuos forestales, orgánicos y de las 10 principales ciudades del país, México tiene una capacidad de 803 MW y podría generar 4,507 MWh al año.

1 comentario en “Energías renovables, secundarias para la producción energética mexicana

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: