La luz es parte de nuestro entorno y puede transformarse como lo hacen las necesidades de las personas: Mary Ann Schreurs

La vicepresidente a de LUCI considera que las ciudades del mundo pueden colaborar para crear mejores condiciones de vida para sus habitantes

Por María Angeles Marín G. Lyon, Francia a 7 de diciembre de 2014

Mary Ann Schreurs, vicepresidenta de Ligthing Urban Community International (LUCI por sus siglas en inglés), participó en la reciente entrega de los premios Aurolalia que tuvo lugar en Lyon, Francia, durante el Festival de las Luces y la reunión anual de LUCI. Tuvimos oportunidad de platicar con ella y nos dio sus impresiones sobre los premios, la relación entre la iluminación y las personas, asimismo sobre la labor de la asociación que preside.IMG_8196.-Auro-vicepdta

“Esta es una ocasión muy especial. Con los premios Aurolalia, LUCI reconoce las iniciativas de las ciudades que ven por el bienestar de sus ciudadanos, y que toman en cuenta sus necesidades y expectativas”. Así lo demostró hace cinco años, cuando “Philips se acercó a nosotros y ofreció cambiar la iluminación tradicional por LEDs, pero ese no era el tema central. Se trataba y se trata de hacer que las cosas funcionen para las personas.”

Cabe recordar que LUCI es una red internacional que agrupa a las ciudades y a los profesionales de la iluminación que utilizan la luz como una herramienta para el desarrollo urbano, social y una economía sostenible. Desde su creación en 2002 ha reunido a empresas, diseñadores de iluminación y arquitectos, universidades y a profesionales de la iluminación independientes para llevar a cabo la labor de promover y emprender acciones para la mejora de la iluminación urbana. Actualmente cuenta con más de 100 miembros de 70 ciudades de cuatro continentes.

Mary Ann señala que la meta de LUCI es crear para 2020-2025 un sistema integral que esté en función de las personas, para la mejora de su calidad de vida. “Es fantástico ver que esto ya sucede en espacios públicos que realmente pertenecen a los ciudadanos, en ellos tomamos forma como sociedad”.

Respecto a la tecnología, señala que ésta “no está en todas partes, pero sabemos que llegará”. Asimismo, considera que “debe haber una interacción abierta, de acceso, datos y superficies abiertos, porque eso significa que todos pueden aportar algo. Es un proceso que nunca termina. Somos seres humanos que creamos nuestras propias vidas y cultura. Debemos elegir el tipo de vida que queremos vivir, la sociedad que queremos ser y la ciudad donde queremos vivir”.

“Anteriormente se consideraba a la iluminación como una estructura estable”, donde los gobiernos eran responsables de los aspectos relacionados con la población, pero sin la participación de los propios ciudadanos, “esto equivalía a vivir una ficción donde somos reducidos a objetos”.Quais-de-Saone-Jean_luc_herve

Sin embargo, “hoy con las nuevas tecnologías podemos crear un mundo nuevo y juntos convertirnos en actores de nuestras propias vidas, lo que significa que estamos descubriendo juntos lo que realmente somos y lo que queremos ser. Estamos en el proceso de la creación en conjunto, de co-diseñar nuestro entorno”.

Para Mary Ann Schreurs, este trabajo es “el encuentro con el otro”, reconocer que existe una diversidad entre las personas, pero también que debe haber respeto hacia lo que los demás tienen que decir, “significa que lo que es importante para ti es tan importante como lo que para mí lo es”.

“Es un proceso de co-creación que cuida que juntos alcancemos las mejores soluciones posibles y como parte de ello se aporta profesionalismo, algo sensacional pues se aportan ideas y soluciones que otras personas no pueden, es compartir el todo. Esto es lo que la gente disfruta. En el siglo pasado sólo estábamos interesados en nosotros mismos, de manera individual, enfocados exclusivamente en el dinero. Al cambio de siglo vemos que eso no es real. Hoy en día estamos interesados en las otras personas y en lo que hace que la vida valga la pena”.

La vicepresidenta de LUCI resalta la importancia de una sociedad incluyente e igualitaria, lo que no significa que las ciudades tengan las mismas soluciones, dado que las condiciones en cada una son distintas. Lo que LUCI Association intenta hacer en este sentido es “generar bloques tecnológicos constructivos que permitan soluciones posibles en todo el mundo”.

“No se trata de la competencia nada más. Se trata de alcanzar metas juntos y al final, ser capaces de ser parte de este proceso y salir beneficiados todos”. Algo que parece difícil al comienzo, “porque significa cambiar paradigmas” y donde “se requiere de confianza, algo que se adquiere en el proceso”.Auroralia-Winners-2014

Sobre la entrega de los premios Aurolalia, señala que “fue una noche fantástica porque se vieron proyectos que surgieron con este enfoque y que se concretarán en la realidad y en la vida de los ciudadanos”. Y sobre la labor de LUCI, “sabemos que estamos haciendo lo correcto y eso nos hace felices. Asimismo, considera que si las compañías adoptan estos valores, las del trabajo en conjunto, podrán tener éxito, porque es “pensar a largo plazo. Es crear las condiciones que permitan un mejor futuro”.

“Es sorprendente cómo los seres humanos podemos crear cosas sumando la visión y el esfuerzo de otros. Las instituciones deberían funcionar de manera diferente, no estar separados en silos, porque así no funciona. Es difícil lograr cambios si se está solo en el camino, pero tan pronto como otras personas se suman, tienes energía para seguir adelante. Ofrecemos algo a lo que nadie se puede negar: felicidad y calidad de vida, motivación intrínseca”.

En Eindhoven, ciudad ganadora del primer lugar de los Premios Aurolalia, y donde reside Mary Ann Schreurs, se brinda apoyo a otras ciudades, pero también puede recibir apoyo y enriquecer la visión de todos los involucrados. “Así podemos ser co-creadores de un mundo mejor donde hay lugar para todos”.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: