Espectacular iluminación para inaugurar el mayor edificio del mundo

Burj Khalifa

El rascacielos más alto del mundo se inauguró en enero de 2010 en Dubai, uno de los Emiratos Árabes, con una ceremonia espectacular basada en iluminación empleando proyectores de gran potencia.

Llamado Burj Khalifa, es un edificio de 828 metros de altura construido entre el mar y el desierto, con más de 160 plantas, y que en tiempo despejado puede distinguirse a casi 100 kilómetros de distancia.

Spacecannon, una de las empresas del consorcio Zumtobel, informa en su boletín de prensa que fue responsable de la escenificación luminosa para la ceremonia de inauguración y para la cual instaló 300 proyectores Ireos con lámparas de xenón de OSRAM con una potencia de 7000 watts, a fin de destacar las gigantescas dimensiones del edificio. Asimismo, se presentó por primera vez el proyector de búsqueda más poderoso del mundo, Ramses 2, con una potencia total de 72000 watts.

Spacecannon es una empresa italiana especializada en escenificación de arquitectura y fachadas con medios interactivos de alta calidad. En el 70% de sus soluciones de iluminación, su enfoque tecnológico recae en innovadores sistemas LED, complementados por tecnología xenón para la consecución de efectos lumínicos particularmente llamativos en espacios exteriores.

El sheikh de Dubai, Mohammed bin Rashid Al Maktoum, inauguró el rascacielos con un espectáculo de fuegos artificiales y efectos lumínicos, al tiempo que conmemoraba cuatro años de su toma de posesión.

Disfruta el video y si tienes comentarios al respecto compártelos con todos los lectores.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: