El dueño de Havells, uno de los más ricos del mundo

"Estamos hablando de ventas en 50 países y diez plantas de fabricación a través de dos continentes" Anil Gupta

Captura de pantalla 2014-10-24 a las 14.12.55Cuando Qimat Rai Gupta, director de la que hoy es la cuarta compañía de iluminación más grande del mundo, compró una marca llamada “Havells” a un comerciante de Delhi en 1971, no parecía una gran compra. No había ningún edificio ni algún otro bien que viniera con ella. Gupta, quien solía ser un pequeño comerciante de productos eléctricos en el concurrido mercado de Bhagirathi, pagó unos cuantos miles de dólares por el puro nombre.

“Era un hermosa palabra y en realidad me atrajo”, dice el señor de 77 años de edad. “Además, era una marca bastante conocida entre los círculos eléctricos en Delhi”. Ahora, el fabricante de bienes de consumo que fundó todo alrededor de Havells, se ha hecho multimillonario.

Havells (en realidad una variante de nombre indio del propietario original) ha invadido los hogares de la India -del patio al comedor- vendiendo todo, desde los switches hasta los luminarios. Los ingresos de la fabricante de artículos electrónicos ha ido de los $360 millones en 2007 al $1.4 trillón este año, mientras que las ganancias netas se ubicaron alrededor de los $75 millones en el último año.

La compañía tuvo un gran salto en 2007 con la adquisición de Sylvania, una empresa alemana de iluminación, que después de tener dificultades durante varios años, por fin consiguió trabajar sin números rojos. Mientras tanto, un entorno industrial boyante en casa y en la parte superior del mercado de consumo de la construcción en India. Se espera que la promesa del nuevo gobierno Indio  de ciudades inteligentes y aldeas con electricidad le de a Havells un impulso que lo lleve aún más lejos.

Todo esto se refleja en el precio de las acciones, que se ha duplicado en el último año. La agrupación de algunas acciones de la familia Gupta muestra un patrimonio neto de casi $2 mil millones. “He pasado de cero a héroe”, bromea “pero me ha costado 40 o 50 años para llegar a este nivel”.

El viaje comenzó en 1958 cuando Gupta se mudó de su nativo Punjab a Delhi. Después de su graduación él se unió con su tío para poner la tienda de artículos eléctricos Guptajee & Co. En 1971 Gupta decidió ir por su cuenta con Havells.

Los ingresos en 1990 eran tan sólo de 2, 4 millones, pero después de la liberación económica en India, todo se volvió más fácil ,desde autorizaciones a licencias. Gupta comenzó a construir fábricas modernas a través de toda India.

Pero la gran oportunidad llegó en la década pasada cuando entró en el segmento de consumo, la venta de ventiladores, luces e interruptores para los hogares. En 2011 añadió electrodomésticos como exprimidores y mezcladores. La categoría de los consumidores contribuye ahora con más de una quinta parte de las ganacias de la empresa.

Havells_1Cuando Gupta compró Sylvania, que era 50% más grande, casi la mitad de $300 millones de la compra ya se debían. Fue un gran paso que parecía demasiado arriesgado, pero Gupta estaba bien convencido desde el principio que era la forma más rápida de obtener una marca y una plataforma en todo el mundo. Havells ahora tiene 6 plantas en el extranjero para ir con 11 en India. Havells es dueña de la marca Sylvania en todo el mundo excepto en América del Norte donde se unió con Osram.

“Queríamos ser una empresa internacional”, dice Gupta. Pero Havells no tenía experiencia en el manejo de operaciones globales. “El mayor desafío fue el manejo de una banda tan ancha”, dice Anil Gupta Rai, segundo hijo del presidente, que es el director de gestión conjunta y operaciones. “Estamos hablando de ventas en 50 países y diez plantas de fabricación a través de dos continentes”.

Así, Gupta decidió mantener la gestión existente de Sylvania y aprender cómo manejarla. Pero después de un año y medio de la toma de posesión, la crisis financiera golpeó y Sylvania, que había sido escasamente rentable antes de la adquisición, perdió $31.5 millones en el año fiscal de 2009.

El patriarca tuvo que tragar saliva y comenzar una reestructuración de 18 meses. Anil y su primo Ameet (quien es director ejecutivo) fueron reubicados temporalmente en Europa. Los despidos y los cierres de planta duraron algún tiempo más. Havells también comenzó una empresa conujnta en China para suministrar accesorios de iluminación a Sylvania a mejores costos. En 2012 se construyó  una planta de accesorios de iluminación en Neemrana en el norte de la India.

Mientras Sylvania se estabilizaba, el crecimiento en Europa era un reto. Havells todavía recibe más de la mitad de sus negocios y casi la totalidad de sus ganancias procedentes de la India. “En los últimos dos años, el negocio doméstico ha crecido muy bien”, dice Sanjay Manyal, analista de Valores de bombay ICICI. “La preocupación por el negocio Sylvania ha disminuido. A pesar de que no está creciendo, está en buenos números excepto por su pasivo de pensiones (…) Cometimos algunos errores por falta de experiencia, pero hemos superado esos problemas”.

Gupta también se está preparando para la edad. A pesar de tener tres sesiones de diálisis a la semana, él va a trabajar todos los días. Él lleva a cabo reuniones de foro abierto donde puede darse cuenta lo que está sucediendo en cada división de la empresa. Aunque ya no viaja, está conciente de todas las contrataciones principales y los acontecimientos. Tiene un único mantra bastante simple: Tu trabajo es tu religión; hazlo bien.

El los últimos años, la familia de Gupta, en una diversificación no relacionada, también ha entrado en el rubro de la atención a la salud en su capacidad privada con QRG Mediacare, que gestiona un hospital de 140 camas y un segundo hospital con 450 camas está en planes.

Mientras tanto, Havells mantiene el liderazgo nacional en equipos de conmutación, de interruptores y enchufes de fusibles y disyuntores. La cuota de mercado en este segmento casi se ha duplicado del 2006 a 29% en el año fiscal de 2014 a pesar de la competencia de las multinacionales como Panasonic y Legarand.

El mercado interno tiene bastante competencia, ya sea en los ventiladores, en cables o en la iluminación. Pero Havells, con el apoyo de 5 800 distribuidores en toda la India, se asegura de que está entre los cuatro primeros de cada categoría. “Ellos se destacan por la profundidad y amplitud de la red de distribución y su capacidad para introducir nuevos productos que aprovechan su distribución”, dice SK Jain, director gerente en India central en Westbridge, una empresa de inversión con una pequeña participación en Havells. “El equipo de gestión es fuerte y tiene este enorme hambre de superarse”.

Gupta dice que su negocio es impulsado por la “ambición conservadora”  y los “riesgos calculados”. El acercamiento templado también puede apreciarse en su hijo Anil, quien se hace llamar un “empresario entrenado” a diferencia de su padre a quien describe como un “empresario natural”.

Su papá piensa que cualquier decisión debe ser tomada de forma rápida y segura. “Tomar decisiones retrasadas es como no haber tomado ninguna decisión”, dice. “Una vez que se toma una decisión, uno debe atenerse a ella”. Incluso en el casos de Sylvania le llevó sólo 30 minutos llegar a una conclusión. No necesitó una consultora.

Por otro lado, los proyectos en la India rural mantendrá a Havells ocupada por un tiempo. Esta ya es la tercera parte de los ingresos nacionales y tiene distribuidores en 750 de los 1200 municipios de la India con poblaciones menores al medio millón. En 2012 se puso en marcha un interruptor básico para los mercados rurales y está listo para expulsar los ventiladores de techo que se usan en esa región.

Havells ha inventado constantemente nuevas áreas de crecimiento en la industria eléctrica, y el crecimiento siempre se ha sumado a la rentabilidad y los flujos de efectivo”, dice Ajay Tyagi, administrador de fondos de UTI Asset Managment de Mumbai, un inversor desde 2007. “El señor Gupta es un apasionado de la compañía. Él vive y respira Havells”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: