Hamburg-Wilhelmburg: el búnker solar

Tras ser un refugio antiaéreo en la Segunda Guerra, se ha convertido en una planta de energía renovable

 las 12.44.29

“Después de permanecer vacía durante más de sesenta años -seguido de otros siete en los que desarrollamos el proyecto-, este monumento a la guerra se ha transformado en la aurora de un futuro respetuoso con el clima”, afirmó el director del International  Building Exhibition (IBA), Uli Hellweg, quien habla de la remodelación de un antiguo búnker construido para la Segunda Guerra, que ahora se convertirá en una de las fuentes principales de energía renovable del distrito de Reinherstieg, Alemania.

El búnker antiaéreo Hamburg-Wilhelmburg fue construido en 1943. Se planeó como una fortaleza equipada con torretas antiaéreas diseñadas para resistir los ataques por tierra o aire durante la Segunda Guerra Mundial; miles de personas buscaron refugio tras sus paredes de tres metros de espesor. En 1947, el ejército británico demolió el interior de la estructura, seis de los ocho pisos se derrumbaron y los otros estaban demasiado dañados para permitir el acceso. El búnker, que antes estuvo en peligro de colapsar, ahora fue restaurado como parte del IBA. Para asegurarse que el edificio fuera seguro, se esparció concreto sobre la fachada para estabilizarlo, en el interior se reemplazaron los pisos bombardeados, y además se agregaron escaleras y un elevador.

Energy BunkerLa fortaleza ahora sirve como suministro de energía renovable de la zona residencial de los alrededores, brindando calor y  energía a partir de recursos naturales en un 85%. Un sistema de estructuras de acero separadas de la pared lado sur y el techo sirven como un sostén para grandes tiras de paneles solares que producen más de 100 kW por semana. Este búnker marca un hito importante en el suministro de engría renovable de las Islas Elba.

En la nueva planta se usa una combinación de energía solar, biogás, astillas de madera y el calor residual de una planta industrial cercana para abastecer la mayor parte del distrito de Reinherstieg con energía renovable. Cuando esté completamente terminado, el búnker generará más de 3 mil megavatios hora. Esta producción responde a la demanda de calefacción de 3 mil hogares y a la de electricidad de otros mil. Al año se ahorrarán más de seis mil toneladas de carbono, sin mencionar la creación de trabajos a nivel local.

En el corazón del búnker hay una  instalación de almacenamiento de hasta dos millones de litros de agua que actúa como sistema de enfriamiento. El búnker será capaz de cubrir el suministro que necesita un área de 1.2 kilómetros cuadrados, esto gracias a la integración de diferentes tipos de unidades productoras de calor y electricidad que son amigables con el ambiente. La instalación de almacenamiento de agua está alimentado por el Captura de pantalla 201calor de una unidad combinada de biometano como combustible de calor y electricidad, un sistema de combustión de madera y una unidad de energía solar térmica, así como el calor de la planta industrial.

El costo total del proyecto asciende a 27 millones, de los cuales 11 fueron gastados en la tecnología y la red térmica.

En una de las torres antiaéreas, a 30 metros de altura, se abrió una cafetería para recibir a los visitantes. La vista desde la terraza del café es impresionante, ya que ofrece una visión panorámica de 360 grados. También se creó una exposición sobre cómo es que el Búnker antiaéreo se convirtió en la planta de energía. En esta exposición también se muestra la construcción del búnker original. En la ceremonia de inauguración, Hellweg aseguró que el “Búnker de Energía” también ha traído turistas: “Casi 100 mil personas han visitado el búnker hasta ahora”, mencionó.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

3 comentarios en “Hamburg-Wilhelmburg: el búnker solar

  1. Me parece un proyecto impresionante y lo aplaudo como no puede ser de otra manera. Creo que ha sido una idea muy buena aprovechar instalaciones y construcciones ya hechas para adaptarlas a la generación de energías renovables.
    Las energías renovables son el futuro para un medio ambiente más sostenible y la lucha contra el cambio climático. Y en este camino es importante que nos ayudemos de estructuras y herramientas que ya existan para darle una nueva utilidad. Espero que este proyecto sea referente para otros muchos en el futuro próximo.

  2. ¡Esto es un claro ejemplo de reciclaje al más alto nivel! Me parece un proyecto increíble. Diariamente nos inciden sobre lo importante que a nivel particular y familiar es la reutilización de materiales reciclados. Este proyecto nos demuestra que es posible aprovechar aquello que tenemos a nuestro alcance para ser más sostenibles. Creo que Alemania está trabajando muy bien en el ámbito de las energías renovables y la eficiencia energética y es el camino que hay que seguir. Espero que como dice Antonio este proyecto se convierta en ejemplo y motivación para avanzar en positivo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: