iGuzzini implementará las prácticas del World Class Manufacturing

Con las estrategias de WCM, la empresa italiana busca generar resultados de excelencia en toda la cadena de producción

Con información de iGuzzini

World-Class-Manufacturing-2Con la intención de continuar en la misma línea de innovación: “en las ideas, en los productos, en los servicios y en los procesos”, iGuzzini anuncia la incorporación de las prácticas del World Class Manufacturing (WCM), “una de las estrategias de producción industrial más eficaces y actuales”. Dichas prácticas serán adoptadas en su sede principal de Recanati.

La iniciativa es producto de la colaboración entre Fiat y expertos japoneses (Yamashima), y el objetivo de ésta es lograr “resultados de excelencia en toda la cadena de producción: mejora rápida y continúa de la calidad, del control de los costes, del tiempo de producción y el servicio al cliente, gracias a la realización de un sistema estructurado e integrado que implica a todos los procesos de la planta de producción”, indica un comunicado.

Por su parte, Francesco Ghergo, Director de Operaciones de iGuzzini, señala que “los fundamentos del WCM, cuya prioridad son los trabajadores, son los conceptos de calidad total (Total Quality Control TQC), mantenimiento profesional (Total Productive Maintenance TPM), ingenierización (Total Industrial Engineering TIE), producción y entrega en tiempo real (Just in Time JIT). Diez pilares técnicos y otros tantos principios de gestión. El WCM ayudará a crear un sistema visible, transparente y esencial, que se refuerza y desarrolla con la colaboración de todos los niveles empresariales. La participación de los trabajadores en la optimización del trabajo es fundamental para mejorar las condiciones laborales y, al mismo tiempo, reducir el derroche y las pérdidas típicas del proceso de producción”.

En un mercado global cada vez más competitivo y fuerte, el rigor metodológico al afrontar los problemas se convierte en una condición necesaria, un valor fundamental para las empresas que como iGuzzini hacen de la calidad, la atención al cliente y la seguridad de sus recursos humanos tres valores fundamentales. Esta exigencia es prioritaria en las actividades de producción que realizan productos complejos por su diseño y su fabricación. iGuzzini es un claro ejemplo de ello: en el polo de producción de Recanati se gestionan unos 60 mil códigos distintos. Una situación que requiere flexibilidad puesto que con frecuencia es indispensable realizar productos especiales para lograr satisfacer las exigencias luminotécnicas de las especificaciones internacionales. En estas condiciones es fundamental gestionar de manera adecuada los recursos, los tiempos y el derroche.

iGuzzini ha elegido participar en el WCM, no obstante los numerosos esfuerzos que este cambio implica, con el objetivo de mejorar de manera continua las prestaciones de producción, buscando una eliminación progresiva del derroche, pero garantizando la misma calidad de los productos y la máxima flexibilidad a la hora de dar respuesta a las exigencias del cliente. Además, el World Class Manufacturing es uno de los temas principales por los que los sindicatos más importantes han firmado el nuevo contrato de integración, la garantía de que la empresa ha decidido equiparar su estándar de producción con el de las mejores empresas del mundo implicando y motivando a sus trabajadores. En menos de 12 meses la inversión en recursos humanos es considerable: 111 días de formación durante 8.670 horas y 112 personas implicadas directamente.

iguzzini-recanati

“Para iGuzzini, el WCM no es sólo un nuevo modo de interpretar los procesos de trabajo sino que son las mejores prácticas de valorización del capital humano para el éxito de la empresa”.

Cabe mencionar que recientemente, iGuzzini fue considerada como una de las 50 marcas italianas con mayor valor, según el portal ilsole24ore.com.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: