Iluminación de la nueva sede del restaurante El Cardenal

restaurante El Cardenal

El 20 de octubre de 2011 se inauguró la nueva sucursal del restaurante “El Cardenal” en el sur de la Ciudad de México. El inmueble es una bella casona de finales del siglo XIX catalogada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia y el Instituto Nacional de Bellas Artes como patrimonio histórico.

El edificio se mantuvo cerrado durante mucho tiempo, ya que fue objeto de una cuidadosa intervención preservando los aspectos relacionados con la restauración en apego a la necesidad de nuevo uso y de respeto por las diferentes alteraciones que había sufrido el inmueble. Esto permitió recuperar sus características arquitectónicas y materiales originales, por ejemplo, la fachada de tabique aparente y los muros depiedra braza en la planta baja; esta planta fue el semi-sótano de la casa, ya que originalmente era una planta única sobre elevada con relación al nivel de calle.

restaurante El Cardenal

El diseño de iluminación estuvo a cargo de las arquitectas Giselle Morgado y Haydee Gaytán. Uno de los aspectos a tener en cuenta para el proyecto fue el ahorro de energía, para lo cualsetrató de utilizar en su mayoría luminarios con lámparas fluorescentes y de LEDs en temperaturas cálidas de 2700º o filtradas. Por ejemplo,la fachada está totalmente iluminada con LEDs, lo cual permite que quede encendida durante gran parte de la noche debido a su bajo consumo. Asimismo, las luminarias de jardín y de exterior fueron proyectadas para ser ahorradoras.

El Cardenal
Sala de espera

Giselle Morgado señala que “iluminar un edificio histórico es siempre un reto, ya que se debe evitar que la intervención dañe los materiales originales; en este caso se trató de que el color de la luz artificial estuviera en sintonía con la época del edificio. Siguiendo esta idea toda la iluminación está dada en tonos cálidos que nos recuerdan la luz de gas y de los primeros focos incandescentes de la época porfiriana”.

El Cardenal
Salón

La arquitecta Morgado destaca que la casa contaba con un vitral en el salón central, el cual era original de la época de construcción, y que fue restaurado e iluminado mediante tubos fluorescentes T8 a 3000ºK, algunos de ellos filtrados con el objetivo de no alterar los colores del mismo durante la noche. “Esta es una de las joyas del edificio por las cuales vale la pena visitarlo”, enfatiza.

El Cardenal
Terraza planta alta

Los hermanos Briz-Garizurieta, inversionistas de El Cardenal, pusieron especial atención en no dañar el inmueble con nuevas instalaciones; como parte de la ampliación, en la parte posterior de la casa se ubicaron la panadería, el bar y una bella terraza para fumadores, cuya vista es hacia una de las fachadas laterales de la casa y hacia el torreón de la finca, el cual fue iluminado con lámparas de sodio para resaltar sus colores.

El Cardenal
Terraza planta baja

Sin duda, El Cardenal de San Ángel será una referencia obligada para los empresarios que decidan invertir en el rescate arquitectónico; su iluminación es ejemplo de confort, belleza, respeto por la historia y ahorro energético.

[cincopa AoEAQzqEG29d]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: