Jornadas de Iluminación: Paisaje Nocturno en los Conjuntos Históricos

jornadas-iluminacion-masterdia

Por Alfonso Tejedor

Los días 19 y 20 de mayo de 2014, la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid celebró las Jornadas de Iluminación “Paisaje nocturno en los Conjuntos Históricos”, en las que se sucedieron conferencias de corte técnico, médico y profesional.

La profesión del diseñó de iluminación intenta establecerse y consolidarse como una especialización que no sólo tiene que ser respetada, sino obligada para el éxito práctico y estético de edificios y ciudades. Actualmente, el profesional del Diseño de Iluminación tiene que trabajar muy duro para mantenerse al día en un mercado que evoluciona tan rápido como el de la iluminación. En esta edición, las Jornadas se transmitieron por internet de manera que personas desde cualquier parte del mundo pudieran seguir el acontecimiento con la máxima facilidad.

Profesionales llegados desde muy diversos puntos de la geografía española, como Valencia, Murcia, Barcelona, e invitados que traspasaron la frontera para aportar su visión (Francia y México), conformaron una sucesión de conferencias magistrales que dejaron con huella imborrable el enorme campo que tiene que cubrir una profesión como la de iluminador de edificios para ser competente en su campo.

Dice Raquel Puente, directora del programa MASTERDIA: “Hoy se da por hecho que la iluminación de monumentos es un aumento del valor de los mismos. También se ha demostrado que la tecnología actual permite iluminar perfectamente con una tecnología mucho menos invasiva y agresiva hacia los monumentos, de manera que hasta los que desean dejar el “cielo a oscuras” se han dado cuenta de que se puede conciliar ese objetivo con la iluminación de monumentos y ser respetuoso con la biodiversidad y las personas”.

A la pregunta de Iluminet si al final lo que se busca es la creación de un Colegio de Iluminadores que se establezca como profesión al mismo nivel que los médicos o los arquitectos, dice Raquel Puente “en cierto modo creo que si. La luz artificial lleva 130 años, y en los últimos treinta es cuando ha sufrido el impulso más fuerte. Es cuando se ha demostrado que la gente tiene que especializarse, porque requiere una formación técnica y una formación de diseño, y eso no lo puede hacer cualquiera. Por eso es necesario que se exija de esa especialización.”

Rafael Gallego, secretario de la APDI, en un balance de las jornadas dice: “Mi valoración es muy positiva porque se ha podido visualizar y poner de manifiesto unas carencias muy habituales en nuestras ciudades: que se aborda la iluminación sin tener una herramienta como el Plan Lumínico (o plan Maestro) que especifique cómo debe ser la iluminación en nuestras ciudades. Estas Jornadas que han traído profesionales de todos los ámbitos permitieron generar conciencia de que estas herramientas son absolutamente estratégicas. Si tuviera que poner algún pero a las jornadas, tal vez se han quedado demasiado ceñidas al grupo organizador (Ciudades Patrimonio de la Humanidad) y hubiera estado bien poder abrirlo al resto de consistorios o municipalidades (ayuntamientos) del país, para que también pudieran profundizar en herramientas como el Plan Director”.

Las conferencias sobre contaminación lumínica se centraron en el impacto medioambiental que la iluminación pública puede tener tanto sobre la biodiversidad como sobre el ser humano. También llamaron la atención sobre la necesidad de atender no sólo la contaminación por el consumo, sino también tener en cuenta la “huella” que dejan los materiales utilizados, los procesos de fabricación, los embalajes, etc. de forma que la conciencia “verde” del diseñador no se quede sólo en la retórica de la eficiencia energética, sino que también examinen toda la cadena para exigir mayor responsabilidad a los fabricantes.

jornadas-nocturnas-masterdia-2

El Ayuntamiento de Figueras presentó su propuesta de alumbrado público mediante la utilización de un bien que está a disposición de todo el mundo y que se obtiene gratuitamente: el sentido común. Su propuesta se basa en la confrontación de la limitación de recursos y optimizar su utilización mediante la racionalización de las actuaciones. También Iguzzini aportó su grano de arena sin insistir demasiado en el aspecto corporativo, aportando soluciones para evitar la contaminación lumínica.

El día (intenso) acabó con una charla-coloquio en la que diferentes personalidades discutieron sobre la forma óptima de formar a los nuevos diseñadores de iluminación.

El segundo día comenzó con un par de conferencias sobre “teoría” de la iluminación (“Aproximación metodológica a la iluminación de monumentos” y “Fachadas mediáticas en los centros históricos”) que aunque no se metieron en menciones de casos concretos, si coincidieron ambas en llamar la atención sobre cómo el mercadeo de lo público sustrae al ciudadano de propiedades que le pertenecen, cambiando por ejemplo nombres de estaciones de tren, metro, aeropuertos, etc. para promocionar una determinada marca o cómo la ausencia de regulación en la colocación de sistemas audiovisuales (o sólo visuales) distorsiona profundamente el uso y disfrute de la ciudad nocturna, un bien que, nuevamente, nos pertenece a todos.

Plaza Tolsá. Ciudad de México. Foto: Diana Solís, Iluminet.
Plaza Tolsá. Ciudad de México. Foto: Diana Solís, Iluminet.

La conferencia del francés Roger Narboni presentó la alternativa de que el iluminador deje su huella en la iluminación, digamos, creando una iluminación de “autor”, con un sello personal que contrastaba profundamente con la tesis defendida hasta ese momento por los iluminadores nacionales, que parecen utilizar criterios de restauración artística: ser (intentar ser) fieles a la obra arquitectónica sin que se note la mano del iluminador. Narboni, por el contrario, defendió que su idea es que la iluminación puede y debe contar una historia diferente a la que el edificio cuenta durante el día, ya que son claramente discursos diferentes. Narboni quiere sorprender, enganchar, mientras que los otros quieren intervenir en la obra sin que se “note” que han estado ahí. Un debate intenso e interesante que se manifestaría nuevamente en la mesa redonda que cerró este segundo día.

A continuación intervino la mexicana Ana María Lara Gutiérrez,  para presentar la denominada “Carta de Taxco”, que supone el punto de partida para el país hermano de cara a la regulación que rige y regirá las actuaciones arquitectónicas. Después de la conferencia de Narboni, a la vanguardia del diseño de iluminación, la conferencia de Ana Lara fue un interesante contrapunto sobre los orígenes y la oportunidad de legislar antes de que se cometan excesivos desmanes. Dice la arquitecta Lara: “me parece una suerte que sea el INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia) el que está tomando las riendas de la iluminación de edificios públicos y que es quien elabora y aplica la normativa, exigiendo además que las propuestas de iluminación sean realizadas por equipos multidisciplinarios”.

Jornadas-Masterdia-iluminacion

Si el día anterior el Ayuntamiento de Figueras había propuesto una actuación basada en la humildad de los medios, la presentación del Plan Maestro de Segovia fue una auténtica clase magistral de cómo abordar un problema para encontrar todas las soluciones con una aproximación rigurosa, científica y exhaustiva.

Para terminar, se presentó el documento con las propuestas metodológicas para la iluminación de conjuntos históricos. En resumen, estos son los puntos que proponen como conclusiones y recomendaciones:

– La máxima que debe guiar toda actuación es la conservación integral de los monumentos, evitando la adición de elementos que distorsionen la imagen original y mucho menos, realizar cualquier tipo de instalación que altere la piel del edificio.

– Control exhaustivo de la contaminación lumínica, vigilando el tipo de lámparas a utilizar, su temperatura y su potencia.

– En el caso de la iluminación para la contemplación se reafirma la necesidad de ser respetuoso con el edificio y con la arquitectura, midiendo bien dónde y cómo iluminar.

– Si se desea utilizar luz de color, se sugiere que no sea de forma permanente y que se realice un estudio previo de escenas que pueda ser aprobada por las autoridades previamente.

– Definición del urbanismo de la luz como un concepto aplicable a la iluminación urbana y ornamental capaz de modelar objetos, organizar las escenas y generar sensaciones.

– Necesidad de planes directores de iluminación de conjuntos históricos como herramienta de gestión integral de un determinado patrimonio. Un plan director no es una mera auditoria energética.

Propuestas:

– Que se abra a la concurrencia pública la convocatoria de concursos para la elaboración de Planes Directores como medida para aumentar el desarrollo profesional y el interés de estudiantes de diferentes disciplinas.

– Que se cree una subcomisión multidisciplinaria dentro de las Comisiones Provinciales de Patrimonio encargada de supervisar los Planes Directores y planes parciales de iluminación en conjuntos históricos

– Creación de un observatorio dentro del GCPH para evaluar el estado de la iluminación urbana y ornamental en los conjuntos históricos Patrimonio de la Humanidad.

– Impulsar un uso adecuado de las nuevas tecnologías de la luz y sus posibilidades, creando un festival de alcance nacional que rote anualmente por las ciudades Patrimonio de la Humanidad.

Como hemos comentado, en la mesa redonda que cerró el debate se suscitó un intenso diálogo al respecto de las propuestas que quieren regular qué es bueno y qué malo, qué debe prohibirse y qué no, etc.

Para Raquel Puente la experiencia es muy positiva porque en el encuentro coincidieron  profesionales y políticos implicados en la protección de las ciudades Patrimonio de la Humanidad, y en las conferencias se ha hablado de todos los aspectos que implica la iluminación, algo que sucede por primera vez en España.

1 comentario en “Jornadas de Iluminación: Paisaje Nocturno en los Conjuntos Históricos

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: