LEC, nuevo dispositivo emisor de luz

Hace casi dos años que se dio a conocer la noticia de que un equipo de científicos de la Universidad de Valencia (España) diseñó un nuevo dispositivo emisor de luz al que llamaron LEC (light-emitting electrochemical cells), el cual resulta mucho mas estable, barato y resistente que los conocidos diodos emisores de luz orgánicos (OLEDs); la comparación parte de que ambos presentan dimensiones aproximadas al grosor de una hoja de un papel.

El sistema por el que operan estos LECs está constituido por dos electrodos que cubren una especie de película metálica fosforescente en medio de ellos; una vez aplicada una carga eléctrica, los electrodos se comunican a través de la capa metálica recombinándose para dar luz. En 2008 se mencionó que el tiempo de vida de este dispositivo era de menos de 100 horas, pero los científicos de la Universidad de Valencia han hecho valiosas mejoras a la tecnología de a la fecha, entre ellas que el nuevo dispositivo incrementa la estabilidad de las especies electrogeneradas con tiempos de vida que superan las 5 mil horas.

Light-emitting electrochemical cells, LEC

Quien respalda la investigación científica es el proyecto europeo CELLO (Cost-Efficient Lighting devices based on Liquid processes and ionic Organometallic complexes), cuyo objetivo es desarrollar fuentes de luz flexibles, de alta eficiencia y bajo costo mediante la tecnología LEC. El presupuesto de la investigación supera los 6 millones de euros, financiados por la Comisión Europea e instituciones como la Universidad de Valencia (España), Consiglio Nazionale delle Ricerche (Italia), Universitaet Basel y Ecole Polytechnique Federale de Lausanne (Suiza), Valtion Teknillinen Tutkimus—keskus (Finlandia), SIEMENS AG y OSRAM GmbH (Alemania).

El reto de CELLO es conseguir la combinación de luz blanca, una eficiencia de 25 lm/W (que ha sido logrado para un solo color pero todavía no en luz blanca), con un alto brillo y una vida superior a las 5 mil horas. Para llegar a obtener luz blanca, es necesario combinar materiales que emitan eficientemente luz azul, luz verde y luz roja.

Un objetivo más que busca el proyecto CELLO es desarrollar un proceso de impresión sencillo y barato, similar a los utilizados en la fabricación de periódicos, con lo cual se pueden generar grandes rollos de film a un bajo costo; además, la impresión emplearía disolventes biodegradables (como los alcoholes o incluso el agua) y, por tanto, más respetuosos con el medio ambiente evitando los costosos procesos de reciclaje y tratamiento de residuos.

El coordinador del proyecto, doctor Hendrik Bolink, señala que todavía queda mucho camino por recorrer antes de ver la tecnología en el mercado. “Estamos muy lejos de poder competir con las prestaciones de los OLEDs. Actualmente, se han conseguido OLEDs que emiten luz blanca con una eficiencia de 65 lm/W (lúmens por watt), un nivel de brillo muy alto y una vida útil de más de 10 mil horas. Varios socios del proyecto CELLO han conseguido grandes avances en las prestaciones de los LECs utilizando diferentes materiales iónicos pero ahora el gran reto es conjugar todas estas avances en un solo dispositivo”.

Fuentes: www.cello-project.eu / Universitat de València

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: