El LED no es culpable, Van Gogh sigue siendo amarillo

Portrait of Gauguin" by Vincent Van Gogh

En enero del 2013 la noticia publicada por The Independent causó furor en el mundo del arte al dar a conocer que la iluminación LED usada en el museo Van Gogh estaba afectando algunas obras del artista al cambiar la conocida tonalidad amarilla -asociada a la felicidad– hacia los matices pardos y verdes.

Al parecer, todo se debe a una interpretación equívoca por parte de los medios informativos sobre los resultados de investigación que un equipo interdisciplinario dio a conocer tras el análisis de los cambios de color en las obras del museo, según los documentos que nos hicieron llegar nuestros lectores.

Peter Bodrogi, investigador en jefe del laboratorio de tecnología lumínica de la Universidad de Darmstadt, Alemania, afirma: “los LEDs blancos disponibles en el mercado son menos peligrosos para el envejecimiento de los pigmentos de pintura amarilla que otras fuentes de luz, incluyendo las lámparas fluorescentes y la luz del día”.

Van Gogh2

Si bien el  LED posee un rango de azul más amplio en el espectro luminoso que otras fuentes lumínicas, la evolución tecnológica ha proporcionado LEDs con más blancos cálidos y  con un alto CRI que han reducido considerablemente la longitud de onda azul. Los LEDs blancos tienen una ventaja adicional pues la distribución de potencia espectral relativa puede ser diseñada de forma flexible. Por lo tanto, poseen un  gran  potencial de iluminación brillante, variable y de alta calidad, idónea para los museos.

Sin embargo, el científico señala que la acción de envejecimiento de los LEDs blancos sobre los pigmentos amarillos deben ser determinados en un futuro estudio.

[pullquote]Los LEDs blancos disponibles en el mercado son menos peligrosos para el envejecimiento de los pigmentos de pintura amarilla que otras fuentes de luz, incluyendo las lámparas fluorescentes y la luz del día[/pullquote]

Ella Hendriks, jefa de Conservación del Museo Van Gogh en Amsterdam declaró que “los estudios son muy importantes para los conservadores de museos, debemos estar conscientes de que, incluso en condiciones de luz ambiental, hay materiales sensibles que pueden degradarse”.

Claus Habfast, de la ESRF, (European Synchrotron Radiation Facility) participante en los análisis, indicó que “las luces LED pueden tener muchas ventajas, pero los museos debe considerar cuidadosamente que las pinturas de la época de Van Gogh podrían verse afectadas”.

 

Rogier van der Hiede, de Philips Lighting, consultor de iluminación en el Museo Van Gogh y el Rijksmuseum de Amsterdam, declaró que “el uso de LED en los museos está a salvo. Es lamentable que la investigación fue publicada en ese sentido. La investigación fue correcta, pero la interpretación es errónea “.

Martin Krautter de ERCO, fabricantes de iluminación LED para los museos, comentó que “las pinturas con pigmentos muy inestables tienen que ser tratados con extrema precaución. Pero creer que hay fuente de luz menos peligrosas que el  moderno LED blanco es bastante ridículo. Si se desea detener la degradación hay que colocar las  pinturas en la oscuridad”.

 

El análisis acucioso reveló, incluso, que el artista no siempre utilizó el mismo tipo de pintura amarillo cromo en su obra. Van Gogh prefería usar una pintura de cromato de plomo estándar llamado “medio amarillo”, aunque la pobreza lo obligaba a utilizar pigmentos más baratos conocidos como el  “amarillo limón” y “primavera amarilla” de vez en cuando.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: