Los LEDs van al show

Por Ing. Alberto Barrón. Las aplicaciones donde la luz es el principal protagonista han sido tomadas, al parecer, sin mayores complicaciones por la tecnología LED

Por Ing. Alberto Barrón

LUXDEY

En el artículo anterior “LEDS para estudios de televisión” comentamos que la tecnología de estado sólido ha sido un buen reemplazo para aplicaciones tan demandantes como las usadas para estudios de televisión y broadcast, ahora platicaremos un poco acerca de otro tipo de mercado en donde los LEDs han llegado para quedarse.
Entre las aplicaciones de iluminación podemos considerar aquellas en las que el objetivo es iluminar una zona para transitar, una zona de trabajo, de lectura o alguna zona donde se dará algún tipo de convivencia.

Hay otro tipo de aplicación que tiene el objetivo de mostrar una estructura arquitectónica, alguna obra de arte, o en general algún objeto que queremos “vestir” con una adecuada combinación de luz.
Pero tenemos una tercera aplicación, donde no queremos mostrar algún objeto o usar la luz para transitar… sino que la luz es la protagonistas. Aquí la luz es el show.

LuxdeyI
Fotografía: Carlos Morales

En esta tercera aplicación, los LEDs han encontrado fácilmente un lugar. Las cabezas robóticas usadas en espectáculos antes eran dominadas por lámparas de descarga, sin embargo, su alto consumo eléctrico y poca vida útil se convirtieron en su principal debilidad cuando surgieron las robóticas de LEDs.

Aún recuerdo la sorpresa cuando vi por primera vez una cabeza robótica con 3 LEDs enormes, eran 3 COBs de color rojo, verde y azul, respectivamente. Mi sorpresa fue mayor cuando me dijeron que cada COB consumía alrededor de 90W, ¿qué?, ¿270 Watts? ¿Y cómo disipas el calor generado? La solución térmica era muy buena a mi parecer: disipadores con núcleos de cobre conectados por heat-pipes hacia aletas de aluminio, y por supuesto un ventilador.

Las soluciones desde entonces han ido variando. Con la llegada de LEDs más eficientes es posible reducir la potencia y manetener niveles de luz similares. Además de cabezas robóticas, tenemos los bañadores de fachadas, seguidores, reflectores elipsoidales, etc.

LuxdeyII
Fotografía: Carlos Morales

En este tipo de aplicaciones no es tan relevante que el blanco tenga una temperatura de color determinada asociada con un CRI de 90, es suficiente que la apariencia sea parecida a su equivalente convencional. Los valores de CRI pueden estar en 70 sin que esto represente un problema.

Otro aspecto es que las frecuencias de oscilación del driver tampoco tienen que ser elevadas, los 400Hz típicos, al parecer, son más que suficientes para estas aplicaciones.
Los sustitutos de luminarios de alta potencia se están elaborando con esta tecnología, un caso es la sustitución de reflectores HMI de hasta 2000W por unidades con base de LEDs de arriba de 200W. Quizá lumen por lumen aún haya distancia, pero el hecho es que la sustitución se está dando.

Hasta la próxima, en busca de más aplicaciones en donde los LEDs han llegado para quedarse.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: