Luz dónde, cómo y cuándo

El artículo que leerás a continuación se ha tomado del blog Del Tirador a la Ciudad, del periódico español El País; es autora del mismo Anatxu Zabalbeascoa, periodista e historiadora de la Arquitectura y el Diseño. Simplemente lo consideramos muy valioso y queremos compartirlo contigo; si tu apreciación coincide con la de Iluminet te invitamos a que nos dejes tu comentario al final del texto.

Foto: Mario Nanni, tomada de disenointerior.es

Con el recuerdo reciente de las calles iluminadas con traje de fiesta, Mario Nanni, uno de los lighting designers más reconocidos del mundo revela, e ilustra, sus ocho mandamientos para alterar con la luz. No se trata solo de iluminar, la clave en los diseños de este italiano que comenzó como electricista está en construir con la luz.

Regla 1. Presencia y ausencia

La presencia de la luz y la ausencia del cuerpo que ilumina rompen los límites de la materia. Una fuente de luz escondida hace resplandecer el cuerpo sobre el que la luminaria se apoya.

Regla 2. Luz solo donde sirve

Luz para dirigir la atención. Muestra de trajes de Roberto Cappucci en laTriennale, 2007

Regla 3. El espesor de la luz

Tiene espesor lo que tiene volumen. Y tiene volumen lo que genera sombra. La luz puede ayudar a leer la arquitectura. La luz es materia y Nanni la trata como tal.

Regla 4. Luz como materia para construir

Con demasiada frecuencia la luz se agrega en una intervención posterior: corrige, remarca y esconde lo que ya ha tomado forma. Fotografia del proyecto de iluminación para la Campana Brembana.

Regla 5. Elogio de la sombra

En la frontera entre la claridad y las tinieblas toma forma la arquitectura. Razonamos en términos de positivo y negativo: la sombra es el vacío y lo lleno, la luz. No hay que proyectar tanto la claridad en sí como la sombra que emiten los objetos alumbrados por ella. Fotografia del proyecto de iluminación de la cúpula de Gaudí, museo “Gaudì Centre” de Reus.

Regla 6. Luz en movimiento

Al moverse, la luz se torna narración y poesía, como en el caso de la iluminación de la fachada del Teatro alla Scala de Milán: gracias a la LIV (“lampadina a immagini variabili”, es decir, bombilla con variación de imágenes) la luz puede modularse y así transformar las superficies sobre las que se derrama modificando los límites y la profundidad de la fachada.

Regla 7. Luz genera color

Ningún objeto emana un color siempre igual a sí mismo en el transcurso de un día. La oscuridad hace desaparecer los colores porque el color es luz. Es la luz la que da a cada objeto su color; por ello el color constituye una herramienta para proyectar. Fotografia del proyecto de iluminación “Termometros de Luz”: Plaza Zabalburu de Bilbao; 2008.

Regla 8. La emoción de la nada

La luz puede envolver un espacio sin manifestarse abiertamente. Puede cargar de mayor significado las cosas. Crear una atmósfera invisible. Como en el caso de la iluminación de la escultura de este Hermafrodita durmiendo: no hizo falta crear una luz perfilada que envolviese homogéneamente la obra; se trataba de dar un valor a su enfoque, de fijar la mirada de la luz allá donde descansa la mirada del espectador. Fotografia del proyecto de illuminación del “’Ermafrodito Dormiente”. Triennale Design Museum; 2007

0 comentarios en “Luz dónde, cómo y cuándo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: