Luz y arte cinético

Colaboración de Fernando Mazzeti, sobre la exposición de Julio Le Parc

le-parc-malba-julio---3-con-nombre--Julio Le Parc está exponiendo en el MALBA. ¡Y esa es una gran noticia! Después de 14 años sin presentarse en Argentina regresa uno de los exponentes más importantes del arte cinético del siglo XX. En este caso la muestra exhibe lo mejor del artista franco-argentino relacionado con su  producción experimental de los años 60 en torno a las alteraciones de la luz en movimiento.

La muestra se compone de 17 instalaciones lumínicas que ocupan 900 metros cuadrados en dos salas del museo. Entre las principales obras  se destacan:

  • “Continuel-lumière” (Continuo-Luz, 1962)
  • “Continuel-mobile” (Continuo-móvil, (1962-1996)
  • “Cellule à pénétrer” (Célula penetrable,(1963 -2005).

Casi todas las instalaciones forman parte del trabajo realizado por el “Groupe de Recherche d’Art Visuel”, GRAV, grupo que fundó en  1960 en París, ciudad donde vive desde entonces.

le-parc-malba-julio---15-con-nombre-

Una de las principales ideas de Le Parc es ofrecer al espectador una mirada nueva, inestable, móvil y en permanente cambio. Una ruptura con lo convencional y un acercamiento al concepto dinámico del arte. Para ello, el recurso de la luz es protagonista por excelencia. Al utilizar reflexiones y  refracciones de la luz en espejos, aceros inoxidables y acrílicos el espacio se transforma, se recrea y se materializa de manera diversa, curiosa y misteriosamente. Lo interesante además es que utiliza muy pocas fuentes de luz, las necesarias, siempre fijas y ocultas. Nada de derroches, de técnica compleja y recursos costosos: una caja de madera, una lámpara y a veces un pequeño motor. Lo mágico de la luz ¡aparece!

La experimentación de la luz y el movimiento es una constante en su obra.  El público participa en algunas como espectador, en otras, ingresando a la instalación, involucrándose y vivenciando sensorialmente el espacio. Éste cambia, muta, se disuelve y se materializa en interesantes efectos ópticos. Sin duda, la participación del espectador es clave para cerrar el juego. Y para abrir todos los sentidos.

Como actividad paralela a la muestra, la diseñadora de iluminación Eli Sirlin brindó una charla. Entre otros temas, detalló las principales características de  la obra de artistas como Dan Flavin, James Turrell y el mismo Le Parc, entre otros. En las diferencias y similitudes conceptuales surge siempre un denominador común: la pasión por la luz.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Luego de dos horas de juego y sensaciones lumínicas regreso a ella. En el primer piso del museo Frida Kahlo me observa, en su caja de cristal, como una joya. Ahora iluminada con ¡led!

Fernando Mazzetti, Dis. Interiores-iluminación
Director sede Flores Decomobi
www.decomobi.com.ar
Buenos Aires, Argentina

Fotos-Cortesía de Pablo Potapczuk

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: