Museo de la Luz: ciencia, arte e historia

Un lugar para conocer el color, la naturaleza y la física de la luz

Museo de la/iluminet.com

Fue en 1996 que se instaló el Museo de la Luz de la UNAM, el “primero” en el mundo que expuso este fenómeno, dando respuesta a distintos cuestionamientos sobre éste. A casi 18 años de su creación, Isaías Hernández Valencia, Jefe de Servicio Académicos del Museo, nos habló sobre la historia, labor, logros y planes que hay para este recinto de divulgación de la ciencia:

“El slogan del Museo es `Ciencia, Arte e Historia´, hacemos el complemento de las tres áreas. El museo nace con esa intención, divulgar la ciencia, el arte y la historia entorno al fenómeno o al concepto de la luz y se divide en varias secciones: Naturaleza de la luz; La luz y la biosfera; Un mundo de colores; La visión; La luz de las estrellas; La luz en el arte y el Gabinete de Optometrista.

Sobre el surgimiento del Museo, Isaías Hernández señaló que “la historia cuenta que cuando se pensó en un nuevo museo, se pensó en el átomo y la materia como posibles temas, sin embargo, fue la luz el tema que finalmente quedó”.

José Aristeo Sarukhán, entonces rector de la UNAM, encargó al doctor Jorge Flores, responsable de Universum, ocupar un nuevo espacio otorgado a la universidad, el antigüo Templo de San Pedro y San Pablo, así que el doctor Flores reunió al mismo equipo que creó Universum para realizar el proyecto”.

I
Isaías Hernández Valencia, jefe de Servicio Académicos del Museo de la Luz

Una vez definido el tema, Jorge Flores acudió a la doctora Ana María Cetto, quien había realizado un estudio titulado La luz en la naturaleza y en el laboratorio, para el diseño del nuevo recinto. “Si leemos el libro y vemos el Museo de la luz, nos vamos a dar cuenta que es de ella, porque el discurso es muy parecido a su libro”.

“Este es un museo monotemático, aquí se trata de ver como núcleo central la luz y qué aportaciones o cómo utilizan las demás ciencias el fenómeno. Al hojear el libro de la doctora Cetto vamos a ver que todo eso está ahí. Se ve el peso específico de una persona dedicada a la física que tomó el proyecto”. De hecho, cuando el Museo estaba en el Templo de San Pedro y San Pablo, “la doctora pensó en la esfera espectromagnética como el corazón del espacio de donde partía todo lo demás“.

Sobre las actividades que se llevan a cabo en el Museo, que actualmente se encuentra en el Antiguo Colegio de San Ildefonso en el Centro histórico de la Ciudad de México, Hernández comentó que cuentan con un cine club los viernes por la tarde, además de visitas guiadas, demostraciones, conferencias con especialistas y una sección de exposiciones temporales.

Además, el recinto “presta diferentes servicios, no sólo las personas que nos visitan pueden llevarse una experiencia interesante y significativa en torno a las luz, sino también llevamos las actividades a las escuelas. Tenemos un programa extramuros, con el que llevamos las actividades a distintos espacios: escuelas, delegaciones, centros culturales, incluso a otros estados, no sólo del DF, nuestro programa sale a todas partes y siempre apoya las actividades a las que nos invitan”.

También hay un programa de atención a la diversidad, donde, entre otras cosas, se atiende a las personas con alguna discapacidad visual a través del Recorrido Dialogado para Ciegos y Débiles Visuales, que surge a partir del interés de este público por conocer el Museo de la Luz.

Respecto al equipamiento con que cuenta el museo, resaltó el trabajo mexicano, “podemos decir que el 95% del equipamiento que compone el museo es de ingeniería nacional”.

2015, año de cambios

Sobre los futuros planes del Museo, nos comentó que el hermano menor de Universum tendrá nueva sede en CU en el 2015, durante la celebración del Año Internacional de la Luz y las Tecnologías Basadas en la Luz”. Cabe destacar que la doctora Ana María Cetto es una de las promotoras del Año Internacional de la Luz y también de la gestión del cambio de sede del Museo.

En esta nueva sede, “por lo que tengo entendido, la doctora Ana María Cetto va a intentar la conjunción entre arte y luz. En las asesorías ya hay artistas trabajando en la fusión, aquí tenemos un área de la luz en el arte, pero allá, por lo que me han dicho, la idea es que se vea cómo nace naturalmente el arte embebida entre todas las partes del área de las ciencia que se van a presentar”.

Por otro lado, Isaías Hernández señaló el alcance que ha tenido los programas del Museo y de qué manera se ha relacionado con otros en el resto del mundo. “Hay foros en los que mostramos lo que hacemos, presentamos nuestros avances, nuestros programas y proyectos educativos, también los problemas museográficos a los que nos enfrentamos“.

Algunas asociaciones en los que participa el Museo son: la Red de la Popularización de la Ciencia y el Consejo Internacional de Museos de manera internacional, mientras que en el ámbito nacional participa en la Asociación Mexicana de Museos y Centros de Ciencia y Tecnología, y en la Sociedad Mexicana para la Divulgación de la Ciencia y la Técnica.

Destacó finalmente que hay un “boom” en la creación de museos de divulgación de la ciencia, un aspecto importante para la vida académica y cultural de la gente, ya que anteriormente existían en México sólo tres museos de este tipo, el Museo del Papalote, el  Museo de Historia Natural y el Museo Tecnológico de la CFE.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

1 comentario en “Museo de la Luz: ciencia, arte e historia

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: