OSRAM confía en los buenos resultados de la NOM 028

Jorge Cabrera

A partir del 29 de noviembre de 2010 el gobierno federal publica la NOM-028-ENER-2010 Eficiencia Energética de Lámparas para Uso General, la cual prohíbe de manera gradual la comercialización de lámparas incandescentes de acuerdo a su eficiencia lumínica y potencia nominal.

La meta es cambiar gradualmente lámparas para uso doméstico; para el sector residencial las incandescentes de 100 watts y mayores no podrán comercializarse a partir de diciembre de 2011, las de 75 watts a partir de diciembre de 2012 y las de 60 y 40 watts a partir de diciembre de 2013.

Con esta medida México se incorpora al esfuerzo mundial de sustituir los focos incandescentes por otros más eficientes; por ejemplo, Australia fue el primer país que prohibió el uso de esa tecnología para iluminación desde enero de este año, para 2012 en la Unión Europea y Estados Unidos ya no se podrán utilizar focos incandescentes.

La nueva Norma mexicana responde al ordenamiento del presidente la República Felipe Calderón, quien durante la presentación del Programa Luz Sustentable a finales del 2009 instruyó a la Secretaría de Energía preparar una norma a fin de sustituir, todos los focos incandescentes del país por lámparas ahorradoras, a mediano plazo y mediante un proceso gradual, ordenado y eficiente.

De esta forma se da cumplimiento a la Ley para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía que en su Artículo 7, fracción X, donde se señala que el Programa Nacional para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía incluirá una estrategia para la sustitución de lámparas incandescentes por lámparas ahorradoras de energía.

Medida para todos

De acuerdo a la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía, encargada de realizar la NOM-028-ENER-2010, en México hay 290 millones de focos en el sector residencial, comercial, de servicio e industrial.

Sobre la postura de OSRAM ante la NOM-028-ENER-2010, Iluminet tuvo la oportunidad de conversar con Jorge Cabrera, director de Mercadotecnia de la firma alemana. “Nuestra empresa cuenta con más de 80 años de presencia en México, durante los cuales nos hemos distinguido por iluminar el camino del país a lo largo de su historia moderna y ahora, con esta normatividad, no será la excepción”.

El uso de lámparas incandescentes, sobre todo para uso doméstico, se ha heredado por generaciones entre las familias mexicanas, ¿será fácil la transición a las fluorescentes compactas ahorradoras? “A manera de orientación a nuestros clientes, proveedores y consumidores hemos iniciado una etapa de `culturización´ acerca de las características y beneficios de las lámparas de `sustitución directa´ que reemplazarán a las incandescentes. En estas pláticas resaltamos no solo el ahorro energético, sino de nuestra tecnología sustentable para el futuro”, destaca el director de Mercadotecnia de OSRAM.

Por otra parte, en la NOM se establece, también de forma escalonada, el cumplimiento con las especificaciones de los diferentes tipos de lámparas, para dar oportunidad a que los fabricantes realicen las modificaciones pertinentes en sus líneas de producción o de que programen importaciones de ser necesarias.

“Somos respetuosos de la Norma, así como de los tiempos ahí marcados para el cambio de las lámparas incandescentes para las fechas indicadas —puntualiza Jorge Cabrera—. Contamos con la tecnología más avanzada, así como con certificaciones nacionales e internacionales, con las cuales garantizamos un ahorro en el consumo de energía en las luminarias de uso residencial, institucional y vías públicas, además de ser lámparas más amigables con el Medio Ambiente”.

OSRAM invierte un 6% del total de sus ingresos anuales mundiales a la investigación de productos sustentables.

Sin duda el consumidor final será quien se verá beneficiado con este tipo de medidas, pues al contar con lámparas con mejores estándares eficiencia energética, su facturación eléctrica se verá disminuida.

De acuerdo al Programa Nacional para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía, se estima que el consumo energético por iluminación en México representa aproximadamente el 18% del consumo total de energía eléctrica, el cual se realiza a través focos incandescentes, tubos y lámparas fluorescentes, entre otros. Además, al disminuir el consumo de energía eléctrica se reduce la quema de recursos naturales no renovables y la emisión de contaminantes a la atmósfera.

Finalmente, Jorge Cabrera comenta a Iluminet que OSRAM en México cuenta con una fuerza productiva capacitada y especializada que con más de 2 mil empleados ubicados en las plantas de Tepotzotlán, Estado se México; Monterrey, Nuevo León y Ciudad Juárez, Chihuahua, y con oficinas comerciales alrededor del país. “Dichas plantas se encuentran certificadas bajo los estándares internacionales de ISO 9001 e ISO 14001, con los cuales se garantizan que cada unos de nuestros procesos de producción son Eco-compatibles”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: