Proyecto Ítaca, un hogar para Colombia

El planteamiento de diseño es generar una iluminación de “hogar” que brinde resguardo a los visitantes

itaca11

Por Lucia Rojo

El Proyecto Ítaca tuvo como reto dar luz sobre un referente fundamental de la ciudad de Medellín, Colombia. La nueva iluminación del Parque de los Pies Descalzos, de las fachadas del Centro de Convenciones Plaza Mayor y del Museo del Agua debían reflejar el sentido acogedor que han brindado estos espacios a la urbe. El turismo tiene gran afluencia en la zona que aloja los tres recintos, miles de visitantes se reunían en ella, pero había un problema: de noche, estos lugares se hacían invisibles.

El Parque de los Pies Descalzos se ha convertido en un oasis de calma para los habitantes de la agitada ciudad. Tras más de una década de su inauguración, el parque aún logra que niños y adultos se quiten los zapatos y sientan bajo sus pies la arena o el agua de las fuentes, en un lugar siempre abierto a la reflexión en torno al respeto por la naturaleza. Entre las paredes de la Plaza Mayor se han organizado diversas exposiciones de importancia internacional. El Museo del Agua, por su parte, en sólo 10 meses de operación en 2012 tuvo más de 78 mil visitantes según el informe de gestión de la Empresa de Servicios Públicos de Colombia (EPM).

No obstante, la zona era  ignorada de noche por los habitantes. Según un estudio de comportamiento que se realizó para el proyecto, la carencia de una iluminación adecuada orillaba a las personas a dejar de disfrutar los beneficios del área pública, a retirarse a sus casas cuando aún no anochecía por completo.

El proyecto Ítaca pretendía crear una experiencia distinta para las personas que visitan estos sitios durante la noche. Un ambiente que diera la sensación de seguridad y que embelleciera la ciudad. Lightcube fue parte del equipo creativo del proyecto. Junto con empresas como Schréder, EPM, Franco Oberti y Dadá Creations, este despacho diseñó un concepto donde alumbrar el espacio público era tan importante como crear un ambiente acogedor para la gente. El planteamiento del diseño era generar una iluminación de “hogar“ que brindara resguardo. Así, el concepto se basó en comparar las zonas de una casa con las zonas del espacio a iluminar, encontrando en las zonas del parque un lugar que coincidiera con el comedor, con los corredores y hasta con el patio.

La fachada del edificio administrativo de la Plaza mayor y la del Museo del agua fungen como el frente de la casa. La intención era realizar una iluminación sobria que resaltara los detalles arquitectónicos y, en el caso del Museo del Agua, se convirtiera en un complemento de la proyección del video mapping.

La plaza de los eventos del Parque de los Pies Descalzos tomó el lugar del solar, es decir, un terreno que se destina para huerta en las casas grandes. Esto debido a que es un espacio de dimensiones amplias, con gran cantidad de luz solar y donde las personas pueden reunirse para el descanso. La intervención de luz en este punto se efectúa en los laterales ya que, debido a su uso, requiere un lugar despejado para el montaje de cualquier tipo de evento o espectáculo.

itaca15
Zona de picnic

El comedor  tiene un significado especial en la cultura colombiana. El reunir a la familia en torno a los alimentos se convierte en un momento casi sagrado.

Pies Descalzos tiene actualmente un lugar habilitado para hacer picnic, pero en la noche se convertía en un lugar desértico. El encuentro comunitario en este sitio es especialmente relevante y con la iluminación propuesta se logra hacer un juego de luces y sombras que generen mini islas de estancias dentro del espacio, pequeños comedores para las familias que ahí quieran reunirse.

Por otro lado, la calle peatonal que se encuentra en un lateral de Pies Descalzos se constituye como uno de los “corredores” de la casa, que contó con una iluminación arquitectónica por medio de luminarias que proyectan calidez y los niveles adecuados de luz tenue que requiere este tipo de espacio.

Otro de los corredores se encuentra en una de las rampas de la Plaza Mayor en donde la iluminación cumple con un tema funcional y con un componente estético e interactivo. El corredor se va iluminando conforme las personas crucen por él, de tal modo que la diversión también es parte del recorrido. Algunos de los visitantes incluso corren de un lado a otro seguidos de las luces.

Algunos de estos corredores también están iluminados con bolardos (postes de pequeña altura) que se comportan como pixeles y proyectan puntos de luz sobre el suelo. Estos también interactuan con los transeuntes al cambiar de color. Cabe destacar que cuando hay un evento particular, por medio de estas luces se puede vestir el espacio de un solo color.

Si el peatón sigue su camino y se adentra un poco más entre la vegetación del parque, se encontrará con el “Jardín Mágico“ , ubicado en el llamado “jardín de los besitos“, este lugar es la muestra de que en Medellín sí se puede acudir a la naturaleza aún en medio de la ciudad. Entre los gaduales (tipo de vegetación nativa de los bosques andinos) y los búcaros que fueron transplantados desde las riberas para asegurar su tamaño, se generaron tres estratos de iluminación:

itaca13
Jardín mágico

 

El primer estrato, el más exterior, tiene iluminación RGB ascendente que ilumina y resalta las texturas de los guaduales. El segundo estrato, el intermedio, está constituido por luces rasantes en el suelo que iluminan los caminos y a la vez, representan el alma de la naturaleza que ahí habita. Por último, el tercer estrato que es el más interior, guarda toda la magia del color y de la luz, son las flores de luz. La vegetación vertical y la iluminación de las pequeñas flores artificiales remite a los visitantes a un mundo distinto de la metrópoli: Un lugar de paz donde las filas y filas de bambúes construyen una densa pared que separa el Jardín de la visión del exterior y lo convierte en un perímetro casi privado.

Dentro del proyecto también se contemplaron tres tótems que representan la correcta formación que debe impartirse en cualquier hogar.  El tótem de la educación, que  también sirve como señal vial. Cuando detecta a una persona, despliega varios haces de luz de color sobre el cruce peatonal. Así, le indica a cualquier conductor que debe detenerse porque se aproxima un transeúnte.

El tótem del pensamiento muestra a través de una secuencia programada cómo las ideas, representadas en cabezas con luz, se van expresando a través de haikus sobre los asuntos de la vida.

El tótem lúdico representa el movimiento y la diversión. Con cuatro diferentes formas de programación interactiva, el tótem permite a las personas que transitan jugar tanto con él y como con los otros peatones.

Así, lo que una vez fue un terreno semiabandonado, se convirtió en una casa cuando se construyó el Parque de los Pies Descalzos. Ahora, gracias al Proyecto Ítaca, esa casa se ha convertido en un hogar para los residentes de Medellín.

Fotografías por Juan Manuel Arroyave

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

1 comentario en “Proyecto Ítaca, un hogar para Colombia

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: