Reflexiones desde la Nave Karnak

¿Hemos los humanos olvidado a los humanos?

El Sol

En condiciones altamente complejas de aterrizaje en la aproximación al planeta Tierra, y forzado por múltiples condiciones de oposición para la posible manifestación de los conceptos objetivos relativos a los medios de manifestación de la luz y sus consecuencias, y adicionalmente condicionado por severos cataclismos relativos a las coincidencias de las cosas, afortunadamente, en la memoria de nuestro gran pacificador universal, el Sol, escribo ahora este mensaje:

Siguiendo al Sol

Hemos vuelto la iluminación una acción de simplezas y complicaciones.

La tiranía de las normas y la esclavitud de las ideas nos han condicionado a la mirada como de liebres, conejos deslumbrados.

El reconocimiento de las Culturas del Sol como poseedoras del conocimiento original de la naturaleza y su energía esencial, ahora manifiestos en los frágiles intentos de la tecnología actual en sus intentos por atrapar los principios de la sostenibilidad, sustentabilidad en los productos verdes ahorradores de energía.

La innovación en la tradición de seguir al Sol como única fuente vital de nuestra posibilidad quántica y transferible.

La originalidad en el antiguo principio innovador de reconocer en el Sol, principio, medio y fin de nuestros más avanzado instinto de sobrevivencia.

La tecnología de punta sostenida en la observación y el descubrimiento aplicado a toda la condición de tiempo, cultura, escala y emoción.

Mi pregunta: ¿Hemos los humanos olvidado a los humanos?

Tal vez la ciencia y las artes hayan olvidado y negociado su promesa por la humanidad atraídas en la fascinación de valores cosmético pragmáticos.

Esta plática es un ejercicio en el intento de recuperar el significado original de la luz en un acercamiento optimista, no por demás urgente y necesario.

En medio de nuestro apantallamiento cibernético, éste proyecto recupera los valores originales de los Seguidores del Sol, sostenidos en los más altos niveles tecnológicos relativo a energía y diseño.

El Halach mantuvo perfiles discretos a través de la declinación del domino político del Imperio Maya en México después del siglo 13 D.C. y lo continuó haciendo aún después de la violenta conquista de ignorantes europeos durante los siglos XVI y XVII.

Históricamente, los Seguidores del Sol nunca fueron líderes militares o políticos. Eran y son individuos que pueden conducir a una civilización en el tiempo largo hacia el éxito o al desastre, preservando la ciencia y los multiniveles de la información hacia las generaciones futuras.

Los Seguidores del Sol han sido catalogados como cultura “mesoamericana.”

De todas maneras, Toynbee enlistó 19 civilizaciones que incluyen el Occidente, lejano Este, medio Este, Egipto, Griego y Mayas. La esencia de los Romanos fue su obra pública, caminos y leyes; de los medioevales sus catedrales organizadas en lo eclesiástico y la arquitectura; el renacimiento en las universidades, libros y arte pictórico.

Las Culturas del Sol mexicanas nos ofrecen todas estas esencias con el valor agregado de los conceptos multidimensionales de tiempo-espacio.

Las esencias son conectoras de las civilizaciones, heredadas atravesando 30 generaciones que permiten a los humanos recuperar la lealtad hacia el pasado remoto que flota en la sangre. Una verdadera civilización construida en la visión del espacio-tiempo que encuentra la comprensión reveladora de la unidad que aún existe.

La verdad siempre está más allá del siempre.

LA PREGUNTA

La definición de desarrollo puede ser investigar profundamente, reexaminar cuidadosamente, revivir intensamente en la luz de los nuevos hechos. También significa estudiar una vez y otra vez y otra vez.

Todo el progreso obtenido por los esfuerzos de nuestra mente ordinaria están basados en fijar hechos materiales usando instrumentos imperfectos, que solamente sustituyen o extienden los límites de nuestras posibilidades humanas.

En promedio, alguien descubre una cosa u otra cosa relativa a nuestra idea de conocimiento y medida, y entonces, la ciencia la revela como un “ estándar oficialmente certificado de una teoría aprobada”.

Pero aún después de la certificación, la misteriosa realidad del sonido o el lenguaje de los números es imposible de reconocer.

Tal vez ha llegado el momento de darnos cuenta que nunca podremos definir en números, palabras o ecuaciones lo que se imagina alrededor de nuestro Sol, como una desconocida entidad no tiempo , dador del movimiento, la medida y el amor.

Seguir al Sol incluye un estado de alerta por la sobrevivencia y la imaginación más allá de la percepción, en tiempo presente, pasado y futuro de lo que es o no es, con nuestro cuerpo emocional creativo, cuerpo intelectual activo, cuerpo, físico masivo, con sus funciones y centros trabajando juntos en tiempo real.

Certeros modelos del universo son aquellos dejados por el hombre que pueden encontrar una relación diferente con el mundo y volverse conscientes de él. Creer solamente en la información y el conocimiento científico moderno delata una posición arrogante al negar que cualquiera otra civilización del pasado no podría saber tanto como sabemos, denotando un destino fatal.

Este trabajo lo presento no como una posición territorial del conocimiento al existir conclusiones y preguntas aplicadas a la cultura maya, egipcia, griega como una invitación a desechar teorías obsoletas y especulativas.

El valor de ver diferentes ángulos es que pueden revelar algunas de las limitaciones del momento actual referidas a medidas científicas e interpretaciones del arte.

Entonces…

Considerándonos aficionados fanáticos especialistas en iluminación, ¿podremos regresar hacia adelante nuestra visión al conocimiento y contemplación de la luz original?

Una postura optimista puede abrir nuevas puertas y volver posible para nosotros como tripulante de la pequeña nave espacial llamada Tierra.

EL SOL

Su composición, peso, tamaño, temperatura, radiación, lo constitye como una entidad, un ser vivo.

Una idea sensible y descriptiva habla que el poder de influencia del Sol con los elementos que lo rodean lo mueven en tres direcciones principales: luz, velocidad, calor energía, distancia influencia.

En el 2003, el Sol fue oficialmente declarado ser líquido, no gaseoso como anteriormente se asumía.

1 comentario en “Reflexiones desde la Nave Karnak

  1. Pingback: La Nave Karnak. De la bulimia y la anorexia visual | Pro Ana Online

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: