Reflexiones desde la Nave Karnak

Una cadena intensa de viajes y eventos relacionados con la iluminación me han acercado nuevamente a la concentración de escribir estas líneas.

Interesante ver las diferentes condiciones de desarrollo de la iluminación arquitectónica en países de Latinoamérica; Colombia, Argentina, Brasil, en el encuentro con Estados Unidos, Alemania, Italia, Bélgica, España y por consecuencia China, Korea, Japón.

Desde la perspectiva de acción en este oficio, el diseño de iluminación en arquitectura se manifiesta cada vez más intenso en una acción social de consecuencias penúltimas irremediables en lo ergonómico, económico, imagen, impacto político y cosmético.

En nuestro México, muy especialmente desarrollada esta especialidad del diseño de iluminación sobre las más optimistas acciones alquímicas al querer transformar sin procesos de transformación, en diamante la piedra pomex.

Mencionado de otra manera, la inscripción ahorradora de energía en ésta carrera desenfrenada en contra del desempleo a favor de las ideas emergentes y de emergencia basadas en el estudio fotométrico del quítate que ahí te voy.

La eliminación de la incandescencia por ley y por decreto, decisión inocente fundada en la falta de análisis y exceso de poder

    • Las imperialistas ciegas normatividades LEED, fuera del conocimiento local de la economía y cultura regional local
    • El contratismo de la iluminación por precio, mercado fácil del oportunismo emergente experimental
    • Las especificaciones sustituidas por constructoras y contratistas, consideraciones del casi igualito, pero es Chino
    • La competencia incompetente, al no tener comparativos de calidad y propuesta ideológica
    • Generaciones de niu laitin disaigners, de generación espontánea sin registro biológico 
    • La presión industrial por los leds, como ofertas masivas de condones texturizados con garantía
    • La invasión cosmética del erre ge be, distorsión cromática de la vista y la percepción
    • Los fabricantes que proyectan y diseñan, en el ahorro energético del diseño por la venta
    • Los diseñadores que venden y comisionan, en el consumo energético de la venta por el diseño
    • Las ideas del ahorro de energía y ecología como símbolo de inteligencia disfrazada
    • Y más y menos

Una especialidad que no ilumina y más bien genera un invisible obscurantismo visible en el medio.

La iluminación arquitectónica se ha convertido tan solo en esta última década en una especialidad sostenida en la improvisación, especulación y falta de conocimiento, exceso de optimismo y alegría de posada navideña.

Se le confunde con la electricidad, los luminarios y las lámparas, las normas y standards especulativos, la tecnología experimental, el decorativismo histórico patrimonial y el contratismo de último momento.

Seguramente en pocos medios y niveles la iluminación arquitectónica es apreciada como la aproximación al estudio y manifestación de las cosas, no por feas o hermosas, no por especiales u ordinarias, no por buenas o malas, sino por el poder de la luz al permitir que todas las cosas se desenvuelvan y manifiesten por ellas mismas.

Seguramente un gran bache educativo en las escuelas y facultades de arquitectura y diseño al no incluir en sus programas académicos el estudio de la luz como potencial herramienta del diseño en arquitectura.

Posiblemente desde la prepa o secundaria al olvidar mencionar la luz más allá del dinero y el catecismo.

O tal vez desde la primaria y en casa, donde la luz sólo estaba mencionada a nivel de enciéndela o apágala, que se está gastando.

En corto circuito, posiblemente esta condición actual motive la reflexión, recuperación y dirección de la iluminación como motivo y estímulo del conocimiento, la ética y estética.

Símbolo de estabilidad y continuidad en los procesos.

Manifiesto de convivencia, salud y bienestar social.

Nada impide recuperar el origen al considerar la iluminación como fuente de sabiduría, significado y encuentro con la verdad y el destino.

Tal cual fue considerada por nuestras culturas de origen, alimentadas en la luz fundamental.

Considerándola mensajera y mensaje.

El Gran Pacificador Universal.

Gustavo Avilés.

1 comentario en “Reflexiones desde la Nave Karnak

  1. Pingback: Artefactos Iluminacion | Artefactos Iluminación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: