Resistencia mecánica, vital para la elección de luminarias de alumbrado público

Los equipos de ATP Iluminación están hechos a prueba de disturbios, choques e intentos de rotura

 

 

Con información de ATP Iluminación

Los equipos de alumbrado público están expuestos a diferentes factores que reducen su vida útil. Además de las condiciones meteorológicas, las luminarias pueden ser dañadas por actos de vandalismo, por lo que es importante cuidar, aparte del desempeño lumínico, las condiciones de fabricación y resistencia de dichos equipos.

ATP Iluminación ha desarrollado luminarias con una resistencia mecánica destacada: aguantan pruebas de impacto superiores a 50 julios, más del doble que lo establecido por la norma UNE-EN 50102/A para obtener el grado máximo de robustez, IK10. Lo anterior garantiza que sus equipos son capaces de resistir el maltrato y golpes sin que eso les cause desperfecto alguno.

El diseño y la calidad de los materiales, asimismo, permiten a ATP ofrecer productos de durabilidad superior y lograr una reducción de los costos de mantenimiento y sustitución provocados por el vandalismo. Junto a la inmunidad a la corrosión y la hermeticidad, la resistencia ante impactos es determinante para que las luminarias funcionen a pleno rendimiento durante toda su vida útil.

La solidez de los productos de ATP Iluminación es el resultado de la combinación del Polímero Técnico de Ingeniería Reforzado S7 –para zócalos, columnas, brazos y chasis– con el Termo Polímero Tropicalizado de alto impacto T5 –para los difusores–. Estos materiales, unidos a un riguroso proceso de ensamblaje y a un estricto control de calidad, han fundado un nuevo concepto de dureza. Los equipos de alumbrado público de ATP están hechos a prueba de disturbios, choques e intentos de rotura.

La resistencia antivandálica y la estanqueidad total al polvo y a los líquidos no se limitan a las luminarias, sino que también son características de las columnas fabricadas por la compañía. La firma es pionera en la obtención de la categoría IK10 para el fuste y la puerta de registro hermética de sus mástiles, así como un grado de estanqueidad IP66 para la envolvente columna-puerta, ambos certificados por AENOR. Actualmente, ATP es el único fabricante de alumbrado público que ha logrado estos rangos de protección para sus mástiles y puertas.

Para conocer más, visita www.atpiluminacion.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: