¿Es bueno siempre romper los esquemas? 

EILD 2016 en Ouro Preto buscó desde su concepción ser un Encuentro diferente

Por Luis Juan López Barreiro

La creatividad se puede entender como pensar diferente, hacer cosas distintas, romper esquemas. Este fue el eje temático del Encuentro Iberoamericano de Lighting Design de Ouro Preto, Brasil que vio la luz en septiembre de 2016.

Ouro Preto es un pueblo bellísimo, de difícil acceso y escarpadas colinas, el premio es llegar a lugares encantadores y vistas espectaculares. El Encuentro iberoamericano de 2016 buscó desde el inicio diferenciarse de las ediciones anteriores —Valparaiso, 2010, Querétaro, 2012, Medellín, 2014—

Desde que se lanzó la convocatoria se habló de un Encuentro único, mucho más integrado a la ciudad donde se realizaría. Un evento que iba a olvidar totalmente el formato de congreso tradicional, que nos lanzó por calles empinadísimas de un punto a otro de una ciudad Patrimonio de la Humanidad, y que en cada rincón nos dejaba descubrir algo interesante.

La apuesta fue arriesgada, impulsada con todo el entusiasmo de los organizadores para conformar un evento con un nuevo formato, orientado a la experiencia, la inspiración, la reflexión creativa, la producción de trabajo colectivo e individual a través de dinámicas y actividades vivenciales, y que además, por si fuera poco, tendrían que estar integradas a la ciudad.

La ambiciosa dinámica de trabajo en Brasil incluyó, por ejemplo, una app para procurar mayor vínculo y conexión con la ciudad que puso a los participantes a la caza de códigos QR (rebautizados al momento como caza de Pokemones) por los rincones de la hermosa ciudad colonial. La diversidad de actividades no paró allí, hubo varios talleres y actividades como juegos con cajas de luz, ahora en gran formato, intervenciones urbanas, conferencias a lo largo y ancho de la ciudad, en una agenda intensa en 3 días de trabajo.

Sin embargo, en un afán legítimo por hacer cosas diferentes, en Ouro Preto se rompieron muchos esquemas que fueron exitosos en la ediciones anteriores de los Encuentros; ¿es bueno siempre romper los esquemas, en especial de eventos que habían sido claramente exitosos y que comenzaban a fortalecer una comunidad profesional iberoamericana? Esta es una pregunta difícil de responder, y que seguramente tendrá diferentes aproximaciones de acuerdo a la experiencia vivida por cada uno de los participantes del EILD de Ouro Preto. Cada quien tendrá sus propias lecturas; habrá encontrado sus propios Pokemones, desde lo vivencial y desde lo profesional.

Lo que es un hecho es que dentro del contenido temático de Ouro Preto, se privilegiaron las experiencias lúdicas y abstractas, pero de la profesión de diseño de iluminación se habló muy poco, el contenido se llevó a temas que, en efecto, tocan a la profesión como es el proceso creativo o la apertura de los sentidos, pero que rebasan al diseño de iluminación. Este fue el mayor riesgo que corrió el comité organizador, y que sorprendió a más de uno de los invitados incluyendo a participantes, patrocinadores o medios.

Ya se ha anunciado la próxima sede de EILD para el 2018, será en Colonia de Sacramento en Uruguay. Tal vez el futuro de los Encuentros arroje luz sobre la disyuntiva de cambiar siempre por principio, o tomar lo que funciona y perfeccionarlo. Al tiempo…

Consulta aquí el resumen de EILD 2016

1 thought on “¿Es bueno siempre romper los esquemas? 

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario