Sinergia de disciplinas, clave para lograr eficiencia energética

En la charla técnica correspondiente a abril de 2011, la Sociedad de Ingenieros de Iluminación (IES por sus siglas en inglés), Sección Guadalajara, recibió a Héctor Ortiz quien habló sobre la eficiencia energética en torno a la iluminación.

Con más de 13 años de experiencia en el ramo de la iluminación, abarcando desde el diseño de ópticas para luminarios hasta iluminación de monumentos, Héctor está ahora a cargo del área de Proyectos de Cuentas Estratégicas de Iluminación y Control en Schneider.

Héctor dio inicio a la charla al enfatizar el impacto ambiental que tiene la gran velocidad del desarrollo tecnológico actual y la creciente importancia de utilizar fuentes de energía renovables. Recordó a los asistentes que no hay energía más ecológica que la que no se utiliza y con esto se introdujo en el tema de la construcción sostenible.

El programa de certificación de Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental (LEED por sus siglas en inglés), evalúa el desempeño de las estrategias “verdes” utilizadas en la construcción, explicó. En lo referente a la iluminación, LEED se puede aplicar principalmente a dos temas. Primero el de la contaminación lumínica, donde se busca limitar la cantidad de luz que escapa del predio en que se utiliza, así como proteger el ambiente nocturno evitando emitir lúmenes hacia el cielo. Y segundo, la eficiencia energética, buscando reducir en un edificio la cantidad de energía destinada a iluminación y otras tecnologías como sistemas de calefacción y aire acondicionado; por eso la importancia de hacer sinergia con otras disciplinas, dijo.

Héctor comentó que alrededor del 30% de la energía utilizada en un edificio se destina a la iluminación, y que parte del ahorro lo logramos utilizando iluminación de alta eficiencia; pero es importante notar cómo el máximo ahorro lo podemos alcanzar al combinar estas tecnologías con estrategias de control, pudiéndose lograr un ahorro realista de hasta el 75% en iluminación. Las soluciones de control tienen un rango muy amplio que va desde estrategias de calendarización (encendido y apagado por horarios) hasta controles inteligentes que evalúan diversos factores como ocupación, aportación de luz solar y temperatura. En el último caso podemos maximizar el ahorro, incluyendo en la estrategia de control a los sistemas de aire acondicionado y de cortinas automáticas, que regulan la aportación térmica de la luz natural al interior del edificio.

En su trabajo con una amplia gama de empresas, Héctor ha notado que la mejor estrategia siempre se alcanza haciendo un “traje a la medida”. Se puede, por ejemplo, trabajar con tecnologías de iluminación de última generación en conjunto con sistemas de control básicos y económicos; o combinar luminarios de eficiencia promedio y costo accesible con sistemas de automatización altamente sofisticados. Cuidar la inversión del cliente es muy importante, y el presupuesto es uno de los factores que más limita las soluciones a las que se puede recurrir, pero siempre se puede encontrar una solución que funcione mejor para el tipo de instalaciones y usuarios que se tienen.

Héctor concluyó recalcando lo importante que es encontrar un proveedor de soluciones que pueda integrar las diferentes tecnologías bajo un mismo protocolo de comunicación, logrando así la sinergia en eficiencia energética.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: