Ver la música: traducir el sonido en luz

La luz se vuelve música cuando LEDs reaccionan al ritmo, volumen y tonos

La música es un lenguaje que se compone más que de sonido. La vibración al presionar una tecla de piano, al de rasgar las cuerdas de una guitarra, o el temblor del repiqueteo de la batería es también parte de la música. Y la música también se ha vuelto visible gracias a un sistema que traduce el sonido en luz.

Dicho sistema fue diseñado por una pequeña empresa en Estados Unidos creada por sordos desde su propia manera de vivir la música. El nombre de su proyecto es Audiolux y busca unir, a través del lenguaje universal de la música, a la comunidad sorda y oyente. La luz puede servir para interpretar otras realidades, realidades que no siempre podemos captar con nuestro sentidos y que permite crear lazos entre las personas.

El sistema creado interpreta el sonido (su tono, el ritmo, el volumen) en tiempo real y los convierte en luz, a través de tecnología LED, con variantes como el color, luminosidad y movimiento. Así se crea una experiencia multisensorial que puede ser aplicada a festivales, museos de arte, eventos culturales, espectáculos; en fin, en cualquier lugar en que se desee que luz y sonido interactúen.

El LED es una tecnología que demuestra continuamente su versatilidad y su potencialidad de ser también vehículo para la comunicación. El sistema se puede instalar en casi cualquier tipo de espacios desde los escenarios incluso sobre los micrófonos, bocinas y algunos instrumentos como guitarras, baterías y pianos.

Esta tecnología es capaz de analizar todo el espectro audible, que va de los 20 a los 20 mil hz. También es capaz de proveer representaciones visuales de hasta siete diferentes bandas de sonido. El sistema controla 256 LEDs individuales con tiras que alcanzan 8.5 metros con 30 LEDs por metro. Los LEDs se disponen en tiras pero también se encuentran en algunos conglomerados, como mechones de luz. Ambas formas tienen un chip entre cada LED que les permite asignar a cada uno un color y brillo diferente y representar así un verdadero concierto de luz. Incluso en cuestión de resistencia estos equipos no se quedan atrás, pues pueden ser instalados en lugares abiertos, sujetos a lluvia u otras caídas de líquido, para lo cual cuenta con un IP 67 que los protege.

Al tocar la guitarra con el sistema de Audiolux, se ve los cambios de color, la intensidad, el brillo y –de escuchar– se ve el cambio consonante entre sonido y luz. Una nota, un destello, uno tono, un color. Por ejemplo, el sistema traduce los sonidos suaves en azules claros y morados parpadeantes. Así, la experiencia de la música se vuelve accesible a los ojos.

La luz es un lenguaje, una forma de comunicación. La tecnología LED, permite unir a través de la música a grupos con capacidades distintas, donde sordos y oyentes pueden encontrarse. Movimiento, brillo y color comunican la música.

Con información e imágenes de www.audioluxdevices.com.

Por: Hugo Fauzi


Ayúdanos con tus respuestas:

¿Cuál es tu profesión?

View Results

Cargando ... Cargando ...

Giro de tu negocio

View Results

Cargando ... Cargando ...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: