“Jon” Speirs, una luz que brillará mientras el lighting design exista

Jonathan Speirs

 

Por Mario Aburto

En los últimos 25 años, no sólo en importantes edificios y estructuras sino en muchas ciudades y poblaciones del orbe, el mundo de la iluminación arquitectónica, su apariencia y percepción han cambiado radicalmente, y casi todo ello gracias al arquitecto y diseñador de iluminación Jonathan Speirs.

Entre los muchísimos premios otorgados a Speirs están el International Architectural Lighting Designer of the Year (1997), cinco de los más recientes Stirling Prize de la RIBA y varios premios de excelencia de la International Association of Lighting Designers (IALD). En 2005, la revista Lighting lo reconoció como el Diseñador de Iluminación de la Década, y desde entonces tres Radiance Awards de la IALD (2008, 2009 y 2010) consolidaron la reputación de su despacho, Speirs + Major, entre las estrellas más brillantes del firmamento de la iluminación arquitectónica.

La costa oeste de Escocia, en concreto el pequeño puerto de Ardrishaig, le vio nacer el 2 de marzo de 1958; allí Jonathan se formó bajo la tutela de sus padres Robert y Margaret, y también recibió su primera educación en la Bearsden Academy. Después estudiaría arquitectura en la Sutherland School de Aberdeen y luego en el Edinburgh College of Art, en la misma ciudad donde junto a Andre Tammes fundó el despacho Lighting Design Partnership, que muy pronto, en los decenios de 1980 y 1990, realizaría más de 450 obras en 19 países.

En otoño de 2010, y en el Lightology showroom de Chicago, Jonathan Speirs conversa sobre el diseño de iluminación y su filosofía

Trabajos como la iluminación del Hermitage Museum en Moscú, de los hoteles Sheraton de Oslo y Langham Hilton de Londres, y uno de los primeros planes maestros de iluminación para ciudad en la historia, el Edinburgh Lighting Vision, empezaron a realizarse bajo su dirección, al igual que la espectacular fiesta de iluminación de los dinosauros en el Museo de Historia Natural de Londres (1991).

En 1992 se independizó de Lighting Design Partnership para formar su propio despacho, Jonathan Speirs Associates, aunque muy pronto se asociaría con Mark Major para conformar la compañía Speirs + Major Associates, a la que después se uniría Keith Bradshaw, y que se catapultaría hasta ser reconocida como una de las más importantes del mundo en la disciplina.

Los tres arquitectos, apuntalados por un equipo multidisciplinario, empezaron a pintar con luz el aspecto nocturno de estructuras icónicas en todo el orbe: la Opera House de Copenhague, el Domo del Milenio de Richard Rogers, el Aeropuerto de Barajas en Madrid, el Burj Al Arab de Dubai, el Puente del Milenio de Gateshead y el Gherkin de Lord Foster, entre tantos y tantos ejemplos para las más importantes ciudades del mundo y los más importantes arquitectos contemporáneos.

Quizás una de sus mayores obras, si no la más, sea la Mezquita del Sheikh Zayed Bin Sultan Al Nayhan, la Gran Mezquita de Abu Dhabi, en la que un espectro degradado de luz que va del blanco al azul profundo refleja el ciclo lunar, tan importante para el calendario islámico; concepto un tanto raro que también permitió restaurar el interior de la Catedral de San Pablo en Londres.

Gran Mezquita de Abu Dhabi

Contra la Mezquita compiten, además, el Aeropuerto Internacional de Beijing y la iluminación y el espectáculo luminoso durante la inauguración del BurjKhalifa en Dubai, hoy el edificio más alto del mundo, con un impactante despliegue luminoso y mínimo consumo de energía, pues Speirs + Major puntean el desarrollo de las técnicas sustentables de iluminación.

“Siempre y en todo lugar carismático, enérgico, increíblemente entusiasta y completamente apasionado por la arquitectura y la luz”, como lo describe su socio y amigo Mark Major, vivió mieles al casarse con “la mujer de su vida”, Elizabeth (Liz) Wilson, en 1980, y formar una familia con ella, su hijo Calum y sus hijas Lucie y Erin; pero también vivió hieles cuando, en 1993, su primogénito Calum, luego de una larga enfermedad, murió y cuando, en 2010, a él mismo le diagnosticaron cáncer terminal.

Jonathan Speirs logró más de lo que casi todo arquitecto podría soñar: realizó proyectos por todo el mundo, innovó y ayudó a generar imágenes que hoy viven en el imaginario colectivo mundial como símbolos modernos, enseñó y dio conferencias y seminarios en escuelas de arquitectura y eventos internacionales, obtuvo los máximos galardones de su disciplina (algunos en varias ocasiones) y fue considerado como genio; sin embargo, siempre se comportó como y fue un hombre de evidente y genuina modestia. Marido y padre de familia ejemplar, tuvo el placer de ver crecer a sus hijas hasta convertirse en mujeres, compartiendo con ellas su motivación por la vida, la invención y las experiencias nuevas, y sin olvidar nunca a su hijo Calum.

El cáncer colapsó su cuerpo el pasado 18 de junio de 2012, en Edimburgo, a la edad de 54 años, pero la luz de uno de los arquitectos e iluminadores más destacados de la historia reciente no dejará de brillar en el mundo mientras exista el lighting design.

1 comentario en ““Jon” Speirs, una luz que brillará mientras el lighting design exista

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: