Yann Kersalé y el mar volante de Sydney

"Es simbólico no solamente para Sydney, sino para Australia", Yann Kersalé

Captura de pantalla 2014-09-10 a las 11.29.37

Este nuevo edificio en Sydney, Australia, inaugurado el 9 de diciembre de 2013, combina una serie de elementos diseñados para engendrar una respuesta positiva en la escala humana. Una clave importante de la estructura es el heliostato gigante que sobresale del piso 29, que redistribuye la luz del sol durante el día y provee de un escenario a 100 metros de altura para una nueva instalación de luz de Yann Kersalé.

Como una regla general, mientras menos común sea la arquitectura de un edificio, es más probable que las opiniones respecto a este se dividan, que se produzca escarnio público e incluso, cuando detrás de los planos hay un gran nombre, que se dibujen acusaciones de “vanidad arquitectónica”. Es por esto que, en papel, el nuevo desarrollo One Central Park en Sydney parece ser el posible escenario de un linchamiento local: un proyecto de larga escala, $2000 millones en desarrollo comercial en el corazón de la ciudad, diseñado por el renombrado arquitecto Jean Nouvel, coronado por una inusual estructura de heliostatos en voladizo.

En realidad, se le ha dado al nuevo complejo de edificios una cálida bienvenida -una prueba de las habilidades y la visión puestos en el proyecto entero, desde los clientes y los arquitectos hasta los contratistas y los comisarios de arte público. En lugar de presentar un frente distante e indiferente a los alrededores del vecindario, el esquema se ha vestido con toques idiosincrásicos diseñados para ayudar a que el edificio se comprometa con su entorno en una escala humana con características como los jardines verticales que envuelven la fachada y el sistema de helióstatos gigante de paneles espejo que proporcionan una luz moteada al espacio adyacente.

cp_081213_01-630x945Los helióstatos se introdujeron como un componente arquitectónico integral por los arquitectos, concepto de Atelier Jean Nouvel. Se compone de dos conjuntos de paneles con espejos fijos y motorizados que trabajan juntos para recoger y redistribuir la luz del sol durante el día. En consecuencia, las áreas externas que de otra manera se han perdido en la sombra de los edificios de los alrededores ahora tienen una conexión directa con el sol y un atrio interno dentro del complejo Central Park. Ahí uno puede percibir la luz natural a través de su techo acristalado.

La sección inferior del helióstato se le ha dado un rol importante como un lienzo para la instalación permanente de luz de Yann Kersalé, colaborador común de Nouvel. El suave baile de  los 2880 LEDs de esta pieza -llamada “mar espejo”- le dio a los ingenieros y especialistas de iluminación una capa más de complejidad al de por sí ya difícil sistema.

En 2010, los promotores inmobilarios comisionaron a los especialistas en helióstatos de Kennovations para evaluar la viabilidad técnica del proyecto. Fue el comienzo de una serie de grandes inversiones en diseños personalizados, creación de prototipos, fabricación y montaje que resultaron en el sistema final.

“Este es el primer proyecto de helióstatos arquitectónicos de esta escala en el que hemos participado”, dice Tim Philips, Gerente General de Kennovations. “Si bien tenemos un fondo en el diseño y fabricación de helióstatos para la industria solar, One Central Park fue el primero de su clase en términos de que es la primera en ser una pieza pública de arte.”

El dispositivo lógico era un actor clave en el desarrollo del sistema y el suministro del software que gestiona los helióstatos para el movimiento de seguimiento hacia el sol. Cada helióstato es motorizado y programado para seguir al sol y reflejar la luz solar hacia los objetivos preestablecidos. Esta tecnología requiere una precisión perfecta  para que los objetivos reciban la luz reflejada en el punto exacto del día.

Cuarenta de estos paneles que siguen el sol, están posesionados en el techo de la torre más corta de One Central Park. Estos redirigen la luz del sol a un segundo plano de espejos de 24 metros de ancho que se adjunta debajo le edificio más alto, este  es el marco voladizo que se extiende hacia el exterior desde uno de los lados de la torre del One Central Park.

cp_081213_05-940x1190Es dentro de este nivel superior de azulejos que se entreteje el “Sea Mirror” de Kersalé. Cada uno de los paneles está equipado con nueve nodos tricromáticos LED de Philips Color Kinetics, colocados en un arnés para permitir un mayor esparcimiento de los puntos de luz. Una pareja de paneles comparte una fuente de alimentación con su propia URL que se controla a través de un software avazado.

Un archivo de video DVI proporcionado por Kersalé se introduce en el gestor del sistema de video que transporta la información a través del protocolo Ethernet (Kinet) a las fuentes de alimentación, donde se convierte en una señal DMX para cada LED. En total, 2880 nodos de LED se combinan para crear la instalación terminada.

El resultado es una pantalla gigante que ondula y que trae a la vida el helióstato después del anochecer. Cinco “preformances” de iluminación de treinta segundos cada uno se ejecutan de forma regular desde el atardecer hasta las 10 pm los jueves, viernes, sábados y domingos por la noche. Kersalé se inspiró en el puerto de Sydney y los colores de la luz del sol cuando se refleja en el agua a lo largo de las cuatro estaciones.

“El puerto de Sydney es mítico para los marineros, y al ser un marinero, la oportunidad de capturar el mar en este sentido y reflejar de forma indirecta en el helióstato, constituye el fundamento de esta obra de geo-poética”, explica Kersalé.

“Una serie de imágenes rotatorias de los reflejos del sol en el agua tomará forma a través de las luces en el helióstato. Las variaciones estarán en relación con los matices y los tonos de color del puerto de Sydney. No va a ser una proyección en vivo, pero una captura de la esencia del mar y los destellos de luz del lugar que pueden relacionarse con las estaciones”. Así Kersalé jugará con los opuestos, iluminando con una luz del sol de verano cuando sea pleno invierno. “Es simbólico no solamente para Sydney, sino para Australia ya que está rodeado de mar”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Arup fue parte del equipo al que se le encomendó la difícil tarea de hacer realidad la visión de Kersalé. “El reto mas grande del diseño fue convertir el video original de 16:09 de Yann Kersalé en una versión más cuadrada de espejos, con resultado de un video abstracto pero con la intención original del artista”, dice Carter Leung, diseñador de iluminación senior de Arup. “Seleccionar el producto correcto era un punto crucial y tener un proveedor calificado como Xenian ayudó.”

Otro de los retos que el equipo enfrentó fue la selección de un producto con la salida apropiada para lograr el impacto visual requerido al tener un efecto de molestia mínimo para los espacios residenciales directamente adyacentes a la misma. En 2011, Arup llevó a cabo una maqueta de 1:1 en el sitio y reunió a todo el equipo de diseño para evaluar el producto.

Desde su inauguración en diciembre del año pasado, el “Sea Mirror” se ha convertido en un faro no sólo para el sitio de One Central Park, sino para toda la zona sur de la Central Business District (CBD) y su evolución continua. Para 2015, se habrán añadido $2 mil millones de inversión en menos de 500 metros de One Central Prak, incluidos los edificios  de Frank Gehry y Norman Foster, junto a algunos de los mejores arquitectos de Australia. La instalación de Kersalé ofrece un corazón que late para este proceso de rejuvenecimiento, forjando una relación no sólo con el puerto, sino también con la gente de Sydney.

1 comentario en “Yann Kersalé y el mar volante de Sydney

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: