Alumbrado de emergencia autotest

Un equipo autotest es un bloque autónomo de emergencia que se auto-diagnostica, avisa de posibles anomalías y realiza una serie de pruebas periódicas

Luminaria Dunna de Normalux

Con información de Normagrup

Ante un eventual fallo en la iluminación de cualquier edificio, es recomendable contar con un alumbrado que entre en funcionamiento para guiarnos hacia la salida más cercana con seguridad. De acuerdo con ANFALUM, el alumbrado de emergencia es un elemento de seguridad imprescindible. Sin éste, no se podría usar prácticamente ningún elemento de seguridad porque no se podría ver, tampoco desalojar el edificio adecuadamente en casos de emergencia.

Una de las opciones más extendidas en países europeos es la instalación de equipos que cuenten con la función Autotest, que indique en todo momento el estado de las luminarias de emergencia. Dichos equipos necesitan un mantenimiento periódico que garantice su funcionamiento. Según la norma UNE-EN 50172, es necesario realizar dos pruebas a la instalación de alumbrado de emergencia:

Prueba funcional. Al menos una vez al mes es necesario simular un fallo de suministro eléctrico durante el tiempo suficiente para asegurar que todas las luminarias se encienden a través de la batería.

Prueba de autonomía. Al menos una vez al año se debe verificar que la autonomía de cada equipo es igual o superior a la nominal. Para ello, se simulará un fallo de suministro eléctrico y se dejará que se agoten las baterías.

Realizar estas pruebas con equipos estándar hace que las labores de mantenimiento sean engorrosas y poco fiables.

Un equipo autotest es un bloque autónomo de emergencia que se auto-diagnostica, avisa de posibles anomalías que puedan comprometer su funcionamiento y realiza una serie de pruebas periódicas. Los equipos autotest nacen para garantizar su correcto funcionamiento al 100% y optimizar las labores de mantenimiento, además de reducir costos.

Luminaria Smart de Normalux

Concretamente, los equipos autotest diseñados por NormaLux realizan una chequeo en tiempo real además de dos pruebas de carácter periódico:

Test funcional. Se realiza todas las semanas, tiene una duración aproximada de 30 segundos y comprueba que la fuente lumínica funcione correctamente.

Test de autonomía. Se realiza cada 52 semanas y comprueba que la autonomía del equipo sea igual o superior a la nominal.

NormaLux utiliza el LED de carga para notificar los estados de cada luminaria:

Parpadeo continuo del led en color verde: Test en proceso.
Un parpadeo del led en color rojo: Fallo de autonomía.
Cuatro parpadeos en rojo: Fallo de batería.
Cinco parpadeos en rojo: Fallo de la fuente lumínica.

Una vez conectada a la red eléctrica, la propia luminaria programará sus pruebas gracias a un contador interno. A los siete días ejecutará el test funcional y a las 52 semanas hará el test de autonomía.

Para instalaciones pequeñas y/o con fácil acceso a las luminarias de emergencia, las luminarias emiten un aviso de anomalía a través del LED de carga (fuente lumínica, batería, autonomía, etc). Además, de manera autónoma y periódica, los equipos realizan una serie de comprobaciones que garantizan su funcionamiento (test funcional y test de autonomía). Esto puede ahorrar mucho tiempo y dinero en revisiones, además de añadir más calidad en el proyecto que se pretenda iluminar.

Normagrup está impulsando su línea Normalux de iluminación de emergencia profesional en México y países de América Latina. Para resolver tus necesidades de iluminación de emergencia visita: www.normagrup.com.mx o contactar al (+52 1) 55 7258 8822

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: