Barrido láser para la conservación del patrimonio

La luz es una herramienta más para documentar y conocer el pasado

La luz es un elemento transversal que atañe a una diversidad de disciplinas con una infinidad de usos que van más allá de la iluminación. La luz es médica, la luz es ingeniera y la luz es, también, historiadora y arqueóloga. Conocer sobre las funciones que desempeña la luz en áreas –al parecer tan dispares– enriquece el modo en que vemos este cotidiano fenómeno. Ver cómo es que otras profesiones convergen en su uso es un aire fresco, un respiro de creatividad para renovar la mirada sobre un elemento siempre presente y, sin embargo, siempre novedoso. La luz nunca parará de sorprendernos.

Bajo esta idea es que nos dimos a la tarea de conocer otras formas en que la luz se vuelve una herramienta, no sólo para iluminar al mundo pero para conocerlo. Y ha sido en el área de la conservación del patrimonio, la investigación histórico y arqueológica en que la luz ha jugado un papel vital en la tecnología que desentierra y aclara aspectos del pasado. El jueves 7 de junio se presentó en la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (ENCRyM) el libro Tecnología 3D por barrido láser… que fue, para nosotros, una puerta abierta para conocer el uso de la luz para la conservación del patrimonio histórico. En la presentación dos historiadoras –Jessica Ramírez y Flor Trejo–, una arquitecta –Juana Gómez Badillo– y un arqueólogo –Osvaldo Sterpone– hablaron de lo que el uso de esta tecnología con base en luz ha permitido y logrado en sus campos.

¿Qué es el barrido láser y de luz blanca?

En el libro se plantearon proyectos en los que se empleó el escaneo de barrido láser y de luz blanca para reproducir con gran precisión los objetos y espacios en 3D. En la presentación se señaló que esta tecnología se suma a la larga historia en la que el ser humano ha buscado registrar su entorno y los objetos para conocerlos mejor y poder actuar sobre ellos. Estas prácticas se remontan desde el antiguo Egipto, la Roma antigua, el Renacimiento hasta la época actual.

Se utilizaron dos clases de equipo para realizar los trabajos: el barrido láser y el de luz blanca de LED. Los de láser fueron escáneres de largo alcance que tienen como principal característica una baja potencia lo que permite que sea aplicado sobre diversos objetivos como son la pintura mural y elementos arquitectónicos sin que el proceso altere o cause daño sobre el objeto. Este equipo puede tener un alcance de 300m con un margen de error menor a los 6mm en 50m.

El otro fue un escáner de luz blanca, éstos “son soluciones integrales de medición óptica tridimensional con un campo de visión en forma de cono. Trabajan mediante la medición de un patrón codificado de LED, por el que se obtiene la geometría exacta de un objeto; su lectura superficial da un mayor detalle, a diferencia de los escáneres de barrido láser de largo alcance” cuentan con una precisión de 0.1mm con una profundidad de 40 a 50 cm y tomas fotográficas de alta definición (1).

Imagen tomada de Jessica Ramírez Méndez, Valeria Valero Pié, Ángel Mora Flores, coords., Tecnología 3D por barrido láser…, INAH, ENCRyM, CNMH, 2018, p. 35.

Usos que tiene el barrido láser

Esta tecnología tiene múltiples usos no sólo el de la exploración arqueológica: ha sido empleada también en el diseño industrial y en plataformas petroleras. Y junto a estos usos industriales, estos escáneres son asimismo una herramienta para lograr la conservación del patrimonio. Al contar con una imagen tridimensional precisa se puede saber a detalle la estructura de un inmueble, su deterioro y, con base en ello, plantear un plan de restauración y –tal vez de ser necesario y acordado en un futuro– de reconstrucción.

Por otro lado, esta tecnología da la posibilidad de recrear con exactitud milimétrica lo que no es posible tener físicamente. Muchos objetos arqueológicos resguardos no son exhibidos por diversas razones, entre estas la conservación. Contar con modelos 3D permite la realización de museos virtuales para la educación y difusión del pasado histórico que ha sido hallado. En el libro Tecnología 3D por barrido láser se muestra un claro ejemplo de cómo el uso de estas técnicas de escaneo abren las puertas a la oportunidad de crear un museo virtual de arqueología subacuática. Sin esta tecnología difícilmente el público llegaría a ver los tesoros de la historia que se esconden bajo el agua.

Imagen tomada de Jessica Ramírez Méndez, Valeria Valero Pié, Ángel Mora Flores, coords., Tecnología 3D por barrido láser…, INAH, ENCRyM, CNMH, 2018, p. 27.

La tecnología avanza, poder registrar nuestro entorno con inmensa precisión y poder duplicarlo digitalmente parece un sueño del futuro, como cuento de ciencia ficción, pero resulta que el futuro ya está entre nosotros. La luz de todos los días es herramienta que ha ayudado a construir ese futuro, que encuentra cada vez aplicaciones más diversas y oportunidades más amplias.

En México existen algunas empresas que ofrecen el servicio de escaneo 3D. Para saber más puede consultar aquí.

Notas:

(1) p. 32

El libro se puede descargar de manera gratuita aquí.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: