De la luz a la imagen; la ciencia del proyector LED

ANSI-Lumens es el estándar internacional que regula la luz que emiten estos dispositivos

¿Cómo es que a partir de un haz de luz se pueden emitir imágenes de grandes dimensiones?

Los proyectores de video integran elementos ópticos y electrónicos para procesar la luz, usarla para generar imágenes y “lanzarlas” a alguna superficie.

En el mercado actual destacan dos tecnologías: (Liquid Crystal Displays) LCD y (Digital light Processing) DLP, ambas conformadas básicamente por tres partes: la fuente de luz, el generador de la imagen y el sistema de proyección.

Si se habla de la tecnología LCD, las imágenes que proyectan estos aparatos inician en un haz de luz emitido por un LED que en su camino se encuentra con unos espejos llamados dicroicos; ahí, el rayo de luz se “descompone” y se refleja únicamente en los colores rojo, verde y azul (RGB).

Una vez separada en RGB, la luz se hace pasar a través de tres chips LCD, que contienen piezas de cristal líquido para generar los pixeles que se activarán o desactivarán según la imagen a crear. Casi al final se su camino dentro del proyector, el RGB es “combinado” nuevamente en un prisma para crear las imágenes con todos los colores y finalmente llevarlas a la lente para su proyección.

Foto de: proyectoidis.org

En el caso de la tecnología DLP, el haz de luz del LED puede toparse con dos tipos de sistemas: el de un solo chip DMD (Digital Micromirror Device) o el de tres, que encuentran su diferencia en la forma de reproducir los colores a partir del RGB. No obstante, ambos trabajan la luz blanca a partir de micro espejos, mismos que son controlados electrónicamente y representan uno a uno los pixeles a reproducir para crear imágenes y finalmente proyectarlas.

Y, ¿hay forma de calcular la luz que emite un proyector?

La respuesta es sí. Fue en 1992 cuando el American National Standards Institute (ANSI), definió que se utilizarían los ANSI-lumens para calcular el flujo luminoso de los proyectores de cine y de video. Es por ello que actualmente todos los fabricantes indicarán la salida de lúmenes bajo esta medida, que es el punto de comparación para la calidad de sus productos; a medida que aumenten los lúmenes, mayor será el precio del proyector.

Para obtener los resultados deseados al elegir estos dispositivos es necesario saber el uso que se le dará según las necesidades, el tamaño e iluminación del entorno de proyección y la cantidad de espectadores.

Finalmente y como ejemplo, para ambientes oscuros y pequeños, mil 500 lúmenes ANSI pueden lograr buenos resultados. En contraste, si en el entorno hay mucha luz y/o con mayor tamaño, se recomienda contar con un mínimo de tres mil lúmenes ANSI para conseguir un adecuado contraste.

Foto de: proyector24.es

 

 

Fuentes:

Optimización de un proyector con tecnología LED -Universitat Politécnica de Catalunya

Proyectores: para qué sirve, cómo funcionan

Proyector LED: ¿cuál es mejor comprar en 2019?

Diferencias entre tecnologías de proyección DLP, LCD y LED

¿Qué son los lúmenes ANSI?

¿Cómo elegir un buen proyector?

Su guía de compra de proyectores

 

 

This is an ad!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: