La UE se despide de los halógenos

La decisión de sacar del mercado las lámparas halógenas forma parte del Plan de Eficiencia Energética aprobado por la UE en 2011

 

Ya sucedió antes con los focos incandescentes que, luego de ser comercializados por más de 130 años, a partir de 2012 salieron del mercado de manera progresiva. Ahora la UE le dice adiós a los halógenos.

A partir del 1 de septiembre dejarán de comercializarse estos dispositivos aunque diversas tiendas continuarán su venta hasta agotar el stock, esto último de acuerdo con el informe realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Quedarán exentas de esta decisión aquellos equipos que no tengan una tecnología que les permita ser sustituidos, por ejemplo los empleados en neveras que por su bajo consumo no sería rentable sustituir.

La decisión de sacar del mercado las lámparas halógenas forma parte del Plan de Eficiencia Energética aprobado por la UE en 2011, que tiene como objetivo conseguir un abastecimiento de energía sostenible y disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por la quema de combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón), grandes culpables del cambio climático. Además se busca avanzar en el plan de diseño ecológico para las lámparas de uso doméstico y así conseguir una mayor eficiencia energética.

Por otro lado, al implementar esta medida también se busca reducir la necesidad de importación de combustibles desde fuera de la UE, así como mejorar la seguridad del suministro y fomentar la competitividad de las economías europeas.

Con esta medida se espera favorecer el consumo de soluciones mucho más eficaces y que proporcionen mayor ahorro, tales como serían las tecnologías LED.

¿Cuál es la opción ante a la salida de los halógenos?

salida halógenos

Iluminar con tecnologías LED

La tecnología LED supera a los halógenos en términos de calidad, eficiencia energética y durabilidad, sin mencionar que comprar esta tecnología a la larga supone un menor costo para el consumidor final, pues cada luminaria tiene una vida útil de más de 30,000 horas frente a las menos de 9,000 de una lámpara halógena. Lo anterior asegura, de acuerdo con la Comisión Europea, que para el 2020 se conseguirá un ahorro de electricidad equivalente al consumo anual de 11 millones de hogares y una reducción reflejada en los recibos de luz de un 15%.

En comparación con los sistemas existentes para iluminación, las tecnologías LED son sistemas que consumen menos energía; que no contienen mercurio ni otros materiales tóxicos, contaminantes o radiactivos, y puesto que no requieren generar puentes de plasma como la fluorescencia, o calentar el mercurio como el neón, su encendido es prácticamente inmediato, incluso a bajas temperaturas.

En resumen, la eliminación gradual en el consumo de fuentes halógenas que entrará en vigor el 1 de septiembre en la UE pretende fomentar en el consumidor el uso y conocimiento de tecnologías alternativas en beneficio del medio ambiente, y que en el futuro además brinden mayores posibilidades en temas de iluminación.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: