Los cambios en el diseño de luminarias en la historia de Artemide

Diseños de la firma italiana se han establecido en el imaginario como el arquetipo de lámpara

Fundada en 1960, la marca italiana de diseño de luminarias Artemide se ha destacado por crear lámparas que se han vuelto icónicas con el paso del tiempo. Ver la historia de esta firma italiana es ver las tendencias que a lo largo de décadas ha tenido el diseño de luminarias.

En 1967 se creó la lámpara Eclisse diseñada por Vito Magistretti, que fue ganadora de Compasso d’Oro Award. Pequeña y original fue el primer producto que puso a Artemide en el centro del diseño.

 

 

 

 

En 1969 salió la lámpara Fato. Tiene una forma cuadrada y proyecta luz en su interior lo que lo convierte a la vez en luminaria y objeto decorativo.

 

 

 

 

La lámpara de escritorio Tizio, diseñada por Richard Sapper fue creada en 1972 y fue la primera en utilizar la luz halógena.

 

 

 

 

 

Pero quizá la más icónica lámpara de Artemide sea Tolomeo que nació de la colaboración de Michele De Lucchi y Giancarlo Fassina. Esta lámpara de escritorio se ha convertido en una de las lámparas más clásicas y por lo tanto, más reconocidas. En 1989 ganó el prestigioso Compasso d’Oro.

 

 

 

Al iniciar el milenio la firma italiana lanzó sus dos primeras lámparas LED, la Sui diseñada por Carlotta de Bevilacqua y la Kaio diseñada por Ernesto Gismondi. Este fue el principio de un importante cambio, la “Revolución LED”.

 

 

 

 

En el 2006 inició la investigación que llevó al desarrollo de los blancos dinámicos.

 

 

 

 

 

En el 2017 Carlotta de Bevilacqua y Laura Pesson crearon la lámpara Harry H. un colgante de vidrio soplado con en tecnopolímero. Utiliza cuatro pantallas OLED ajustables y una fuente LED. Con una cubierta de vidrio soplado combina tecnología y tradición.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: