Las pequeñas acciones y su influencia en la iluminación inteligente

Para disfrutar de espacios inteligentes, no siempre es necesario instalar lo último en tecnología

Traducido y adaptado del texto “How small things make a big difference in smart lighting?” de Osram

Es común escuchar la frase “pequeñas acciones, grandes cambios”. En el trabajo diario, nuestra atención está comúnmente enfocada en el panorama general y continuamente las pequeñas cosas pasan desapercibidas. Pero no debería ser así, pues algunas veces los pequeños ajustes pueden impactar considerablemente en temas como el ahorro energético, la productividad y la satisfacción del usuario.

Tal es el caso del Bryan Medical Center, AAON y el Laboratorio de Investigación para los Espacios Inteligentes de Trabajo de la Carnegie Mellon University (CMU), en donde se tomaron un tiempo para identificar la manera en que las personas utilizaban sus sistemas de iluminación y después realizaron pequeños ajustes que arrojaron grandes resultados.

Cambiar la interfaz del usuario. En el Bryan Medical Center, el control de iluminación es particularmente importante para la sala de radiología, en donde se revisan las placas y escaneos de los pacientes. En el pasado esta área utilizaba una solución cableada pero los radiólogos se encontraron con un sistema de control de iluminación engorroso. Para mayor comodidad, se incorporaron diferentes escenas de iluminación que se activan con un pedal permitiendo al operador tener las manos libres. Lo anterior facilita el acceso a los niveles adecuados de iluminación de tarea para un diagnóstico altamente preciso.

Que el usuario solicite la iluminación. AAON es una compañía manufacturera que utiliza sensores de presencia para apagar las luces cuando los espacios están desocupados. En las áreas sin sensores de ocupación, se utiliza un cronograma para apagar las luces durante los periodos de espera o sin ocupación. Cuando se requiere mantener las luces encendidas, el usuario tiene que hacerlo manualmente. La compañía también utiliza sensores de luz natural para que la iluminación artificial se atenúe a medida que aumenta la captura de luz solar. Las anteriores son pequeñas soluciones pero con esto AAON contribuye a optimizar el uso energético destinado a la iluminación en más del 60%, lo que es equivalente a un ahorro anual por costos de operación de más de $100,000 USD.

Cambiar el orden de los botones. El Laboratorio de Investigación para los Espacios Inteligentes de Trabajo de la CMU estudia la integración de diferentes tecnologías y su impacto en el bienestar humano en los espacios laborales. Normalmente se asignan 3 botones para determinar la salida de luz en cada estación de trabajo: el botón superior para el nivel más alto y los botones inferiores para los niveles bajos. Los investigadores se percataron de que los usuarios presionaban automáticamente el botón superior teniendo el nivel de iluminación más alto, sin siquiera probar los niveles de iluminación bajos. El laboratorio reprogramó los botones para que el botón superior controlara el nivel inferior de iluminación. El resultado: No hubo disminución en la satisfacción del usuario ni en el rendimiento de sus tareas. Además se estima un ahorro energético del 70%.

Se invierte tanto tiempo en la búsqueda del siguiente gran acontecimiento que a veces nos perdemos las pequeñas soluciones que tenemos frente a nosotros pero que podrían tener un impacto inmediato y duradero. Entonces, al plantear mejoras en el espacio de trabajo sería importante considerar pequeñas acciones y cambios. Los resultados obtenidos podrían ser enormes.

Ayúdanos con tus respuestas:

¿Cuál es tu profesión?

View Results

Cargando ... Cargando ...

Giro de tu negocio

View Results

Cargando ... Cargando ...

This is an ad!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: