Signify presenta datos sobre los ahorros económicos y energéticos al cambiar a LED

Además de ahorrar, los desarrollos actuales con LED ofrecen una variedad de temperaturas de color y diseños para personalizar cualquier hogar

 

salida halógenos UE

Con información de Signify

El 1 de septiembre de 2018 marcó una transformación radical para los hogares de Reino Unido e Irlanda con el cambio en toda Europa a iluminación LED, tras la prohibición de las lámparas halógenas. A partir de la eliminación gradual de las fuentes GU10 en 2016, la próxima fase es la prohibición de las lámparas halógenas no direccionales, incluidos los focos estándar y en forma de vela.

Anticipándose a esta decisión, Signify, anteriormente Philips Lighting, revela los beneficios financieros y energéticos de cambiar a iluminación LED.

¿Por qué se prohíben los focos halógenos? Son extremadamente ineficientes en el uso de la electricidad. De hecho, las lámparas halógenas consumen alrededor de 10 veces la cantidad de energía que las lámparas LED. La prohibición de la Unión Europea forma parte de su compromiso de controlar las emisiones de CO2 y reducir su huella de carbono.

Las lámparas LED de Philips, por ejemplo, duran hasta 15 veces más y consumen un 80% menos de energía en comparación con sus contrapartes de halógeno. Pero, ¿cuánto podemos ahorrar realmente? En promedio, un hogar en el Reino Unido tiene 10 lámparas halógenas encendidas durante 2.7 horas al día. Al usar la calculadora de ahorro de Philips y al cambiar a LED, las personas ahorrarán un mínimo de £112 por año. Lo anterior es un ahorro suficiente para garantizar a la familia promedio del Reino Unido dos semanas de las compras del súper.

De acuerdo con Signify, la prohibición gradual de las fuentes halógenas demuestra un compromiso a nivel europeo para el ahorro de energía y la reducción de nuestra huella de carbono. Esto no sólo ofrece una oportunidad para que los hogares se beneficien con facturas de energía reducidas, sino que también presenta a los consumidores la variedad de colores, calidad y opciones de diseño cuando se cambian a LED. De acuerdo con investigaciones del fabricante, no hay dos casas que posean o disfruten de la misma configuración de iluminación. Los casos de uso y preferencias pueden variar sustancialmente de una habitación a otra y de un hogar a otro. Sus productos y tecnologías de iluminación LED reflejan esta singularidad y permiten a los consumidores adaptar la iluminación a sus requisitos y preferencias.

Con una vida útil promedio de 15 años, las lámparas LEDs son buenas tanto para el planeta como para el bolsillo. Actualmente, los desarrollos técnicos permiten una amplia gama de opciones cuando se trata de LED, que ofrece una variedad de temperaturas de color y diseños para personalizar cualquier hogar.

Por ejemplo, Philips LED SceneSwitch, ofrece tres configuraciones de atenuación, sin la necesidad de un atenuador. Muchas veces se necesita cambiar el ambiente para adaptarlo a la actividad que se realice. Con una lámpara SceneSwitch es fácil reajustar la iluminación, de luz brillante a luz natural o un brillo cálido y acogedor sin instalaciones adicionales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: