Hacia la Luz-Tercera Bienal iberoamericana de iluminación

Hacia la Luz
Buenos Aires Argentina
Eli Sirlin

Despacho: ELI SIRLIN
Equipo: Eli Sirlin Arq / Débora Torii Arq. / Carolina Yonamine Arq. /Martín Fernandez Paponi DI
Cliente: CITIBANK
Año de finalización de la obra: 2016
Fotografía: Leandro De Carvalho

La escultura “Hacia la luz” es la primera obra del reconocido artista plástico argentino Julio Le Parc emplazada en el espacio público exterior en la ciudad de Buenos Aires. La obra fue ofrecida a la Ciudad por Citi Argentina, en conmemoración de su centenario en el país, tras la donación del diseño y de los derechos de autor por parte del artista.

La escultura estaba en planos y por su nombre “Hacia la luz”, requería, mas allá de la luz que pudiera hacer visible a la escultura, un tratamiento lumínico especial.

Realizada mediante láminas paralelas verticales de bordes curvos en aluminio puro y pintado de blanco, la escultura señala lo alto con sus 6 metros de altura y utiliza una misma forma de onda que se repite y que, según el artista, puede remitir a olas o a simples rayos de luz. Sus principales inspiraciones fueron las olas del Río de la Plata y en el ritmo incesante de la ciudad.

Si en el transcurso del día la escultura brilla reflejando la luz natural, a la noche se propone potencializar ese efecto mediante la luz artificial.

Partiendo de esas premisas se propuso un diseño con luz en movimiento desde cuatro esquinas, que pudiera dar sensación de “luz que trepa y fluye”. Se utilizaron 4 proyectores por esquina de color blanco neutro que pudieran en su direccionado dar esa sensación a través de secuencias programadas que los encienden y apagan en forma dimerizada. Se consensuó esta proposición con el artista, a través del envío de un video donde un modelo virtual reproducía la escultura en 3D y el efecto lumínico programado inicial.

La programación de las secuencias fue también influenciada por la ubicación de la obra, que se encuentra emplazada en el centro de la Plazoleta Rubén Darío, en un cruce entre importantes avenidas, y cuenta con vista privilegiada. La sensación de movimiento generada por las luces se suma al movimiento real y permanente del entorno altamente transitado, produciendo diferentes visiones y experiencias a cada mirada, desde diferentes ángulos.

Las luminarias, que son controladas individualmente, fueron programados en tres secuencias de tiempo variable, durante los cuales las luces suben y bajan su intensidad, creando una sensación de movimiento que se integra al del transeúnte que ve la escultura al pasar.

Para cobijar las 16 luminarias en forma segura para los peatones que transitan y para evitar vandalismos fueron diseñados especialmente 4 nichos triangulares, y los proyectores fueron montados sobre dos piezas metálicas inclinadas, permitiendo su mejor orientación hacia la escultura. Cada nicho lleva como cierre una reja con planchuelas a 75 grados, con la inclinación correspondiente para no generar sombras sobre la obra y reducir posibles deslumbramientos. Cada nicho tiene además un sistema de desagüe de agua y se asientan sobre una capa permeable que asegura que no se inunden por agua de lluvia o estancada.

Para la programación se utilizó un programa de control teatral donde se grabaron las secuencias, y una vez aprobadas por el artista fueron transferidas a la unidad de repetición instalada en el pilar de conexionado eléctrico a 20m de la escultura para evitar interferencias visuales.

Con esta programación se trató además de evitar el reconocimiento de inicio y final de secuencia, dado idea de flujo móvil y constante, siempre variable.

Durante el proceso de programación tuvimos la posibilidad de interactuar con el artista, venido especialmente para esta labor y la siguiente inauguración de la obra escultórica. Hoy día el emplazamiento particular de la escultura y su posibilidad autonómica de juego de luz la hacen un hito cultural urbano en la Ciudad.

El diseño lumínico en su movimiento produce un sutil llamado de atención tanto a transeúntes peatonales como a vehículos circulando por la avenida. Es la única escultura iluminada particularmente con luz móvil en el entorno.

Hacia la luz es una forma que captura, que trepa y fluye hacia el cielo.

Parque Lineal Ferrocarril de Cuernavaca
Parlamento de Lausanne
Comparte este proyecto:
Nota:

* La hoja de contactos de fotografías fue hecha por Iluminet para facilitar la revisión del proyecto.

* La descripción escrita es el texto original que cada despacho mandó en el formato de participación.

(45 votos) La votación se ha cerrado
Cargando...
Ingresa