La muerte no es el final-Tercera Bienal iberoamericana de iluminación

La muerte no es el final
San Miguel de Allende, México
Runente

Despacho: Runente
Artista: Rolando González
Fotografía: Alejandro Rios y Rolando González

Cuando   algo  muere, ¿a dónde se va?  La  muerte siempre ha causado incertidumbre porque todos desconocemos lo que sucede después de la vida. Algunos creen que es  el  final del  camino  y que después  ya  no  hay  más, que  todo  se  acaba.  Pero  en  culturas  como  la mexicana,  se ha generado la creencia de que después de la muerte hay una vida posterior y aún cuando ya no está el cuerpo físico,  la esencia de lo que  murió seguirá presente en los recuerdos de los que se quedaron. La muerte   siendo   algo  tan  abstracto   e  intangible,  puede ser  interpretada de diversas maneras, dependerá de lo que cada quien haya aprendido a lo largo del camino.

La muerte no es el final, es sólo una  perspectiva es una instalación  montada  en  un  teatro abandonado en  San  Miguel de  Allende. Está conformada por 100 pirámides auto iluminadas y suspendidas como una nube, que al verla de frente, forma la silueta de un cráneo que simboliza  una manera de ver la muerte. Al ver la instalación desde otra perspectiva, el cráneo pierde  su  forma  y se  convierte   en  un  conjunto  de luces  abstractas, que  pueden ser interpretadas libremente.

 

Parteluz
Ascensión
Comparte este proyecto:
Nota:

* La hoja de contactos de fotografías fue hecha por Iluminet para facilitar la revisión del proyecto.

* La descripción escrita es el texto original que cada despacho mandó en el formato de participación.

(5 votos) La votación se ha cerrado
Cargando…
Ingresa

La Tercera Bienal de Diseño de Iluminación Iberoamericano es una producción de:

.

Queremos saber más: Tienes algún comentario, mejora, felicitación, duda... Comentarios