Templo Bahai

Templo Baha’í de Sudamérica
Santiago, Chile
Limarí Lighting Design

Despacho: Limarí Lighting Design
Equipo: Pascal Chautard, Carolina Roese, Francisca Nicoletti, Cristina Fahrenkog
Cliente: Asamblea Espiritual Nacional de los Bahá’ís de Chile
Arquitecto: Hariri Pontarini Architects, Siamak Hariri
Año de finalización de la obra: 2016
Fotografía: Aryeh Kornfeld / Justin Ford
Colaboradores adicionales: Raúl Osses, Felipe Osses
Créditos adicionales: Paisajista: Juan Grimm

El templo Bahá’í de Sudamérica está construido sobre un terreno de una superficie de 11 hectáreas en la comuna de Peñalolen, ciudad de Santiago de Chile, en la pre-cordillera de los Andes a una altura de 1000 msm desde la cual domina gran parte de la ciudad.

Es el octavo y último templo edificado por la comunidad Bahá’í en el mundo y es un lugar abierto y accesible de forma gratuita a toda la comunidad. El templo fue ideado por el arquitecto como un cuerpo de luz, un edificio con forma de flor compuesto de 9 pétalos, constituido por una estructura metálica recubierta en su exterior por un vidrio fundido “custom design” y en su interior por mármol portugués blanco traslucido. La luz del día penetra directamente por las ventanas en la unión de los 9 pétalos y de forma difusa por la doble piel de vidrio fundido y mármol.

Los dos objetivos principales del proyecto de iluminación fueron: Convertir el templo en un “cuerpo luminoso”, a través de un efecto de “glow”, para la visión desde el exterior y lograr en el interior un ambiente cálido, “monástico”, apto para la oración, la reflexión y la meditación.

Otro de los objetivos claves del proyecto fue de realzar los elementos, las formas y materialidades de la arquitectura agregando la menor cantidad de elementos posible. El cuidado en la integración y el diseño de los instrumentos de iluminación fueron primordiales para el éxito del proyecto. El efecto de “cuerpo luminoso” o “glow” se logra con 36 proyectores ubicados en los perfiles de bronce verticales que une las ventanas a los pétalos de mármol y que iluminan el pétalo opuesto.

La iluminación principal interior es indirecta y se realiza a partir de 63 equipos “uplights” empotrados detrás de los bancos del altillo, logrando una puesta en luz sensible que realza tanto las formas complejas de los pétalos como su materialidad. La parte superior de los pétalos y el óculo central se iluminan desde 18 proyectores situados en los mismos perfiles de bronce verticales.

La escala de acceso al altillo y el “lugar de la palabra” están iluminados con equipos colgantes decorativos que de forma cilíndrica muy simple, fabricados en bronce y están fijados en la parte superior del mármol de los pétalos.

La iluminación de la zona de las bancas en el primer piso es muy tenue y proviene de la iluminación indirecta de los pétalos, complementado por lámparas de pie emulando velas, que fueron diseñadas especialmente para el templo, las cuales a su vez permiten restablecer la escala humana en este edificio de 30 metros de alto.

La tecnología de las fuentes lumínicas es en general LED 2700ºK, algunos proyectores incorporan fuentes halógenas AR111 (iluminación occulus en techo), las lámparas de pie incorporan fuentes halógenas, el proyecto en su totalidad esta controlado por un sistema de control que permite la restitución de las diferentes escenas programadas en función del uso del lugar.

Reforma Iluminación Interior Iglesia de San Vicente
Templo Birkat Itzjak
Comparte este proyecto:
Nota:

* La hoja de contactos de fotografías fue hecha por Iluminet para facilitar la revisión del proyecto.

* La descripción escrita es el texto original que cada despacho mandó en el formato de participación.

(22 votos) La votación se ha cerrado
Cargando...
Ingresa